El Comercio

«Esta senda es un atractivo turístico»

Varios de los participantes antes de comenzar la ruta hasta la playa de La Ñora.
Varios de los participantes antes de comenzar la ruta hasta la playa de La Ñora. / A. G.-O.
  • Una treintena de vecinos de Quintes y Quintueles inauguran una ruta hasta a la playa de La Ñora

Los vecinos de Quintes y Quintueles inauguraron ayer una nueva ruta que parte del hotel Bal y llega hasta la playa de La Ñora. Ataviados con ropa de deporte y acompañados, algunos, de sus mascotas, recorrieron un trayecto paralelo a la costa que aspira a convertirse en uno de los atractivos turísticos de la zona. Una hora y media tardaron, aproximadamente, en cubrir los 6.300 metros que los separaban del litoral maliayo. Allí los esperaba un picoteo organizado por la asociación vecinal San Clemente, colectivo que ha impulsado la recuperación de este camino.

El recorrido comienza en el barrio de Los Pisones, en el camín de Isidoro Barbora. En ese cruce puede encontrarse la primera de las 24 tablillas que indican la dirección correcta. «En mayo comenzamos a prepararlas con el dinero de los socios. Invertimos unos 1.300 euros», explica Adolfo Martínez, presidente de la asociación. El objetivo ahora sería colocar, además, dos carteles informativos con todos los datos de la ruta.

La iniciativa surgió con el objetivo de crear una ruta alternativa a la carretera actual, pensando en los caminantes y ciclistas. Una de las partes más llamativas del trayecto es un tramo de 180 metros, que enlaza el Vayu con La Corolla, que llevaba cerrado por la maleza más de una década.

Mano de obra vecinal

«Llevábamos reclamando desde hace tres legislaturas que nos dieran permiso para limpiarlo porque como es público no nos atrevíamos», reconoce Martínez. Para poder abrirlo de nuevo, el Ayuntamiento de Villaviciosa puso a disposición de los vecinos la maquinaria necesaria y ellos fueron los encargados de la mano de obra.

Entre la treintena de participantes en esta ruta inaugural se encontraban los presidentes de las asociaciones vecinales de Quintueles y Rovigo, Dioni Novel y Reyes Ugalde. Asimismo, en representación del Consistorio local acudieron Ana López y Juan Rubio. «Esto es un atractivo turístico. Ahora solo queda unir Quintes con Quintueles a través de otra senda», animó el concejal, quien hizo el recorrido en bicicleta de montaña.

Tras el esfuerzo, los participantes pudieron disfrutar de una espicha a orillas del mar ofrecida por la asociación de vecinos para celebrar la inauguración. Aquellos que aún tenían fuerzas después de recorrer más de seis kilómetros realizaron la vuelta a pie o en bicicleta, mientras que otros optaron por volver a la línea de salida en coche.