El Comercio

Belén Lam.
Belén Lam. / LVA

El Instituto Isla de la Deva expulsa a una alumna por un error administrativo

  • El centro escolar admitió la matriculación de la joven este verano y ahora aduce un fallo en su expediente que no se vio hasta ayer «por exceso de trabajo»

Belén Lam, gijonesa, acudió ayer a sus clases del Grado Superior de Anatomía Patológica y Citología en el Instituto Isla de la Deva de Piedras Blancas sin saber que iban a ser sus últimas horas lectivas. La dirección del centro interrumpió una de las clases para comunicarle que no podía seguir estudiando en el instituto por un error en su matrícula. «Me dijeron que estaba fuera porque al hacer las pruebas de acceso una de las asignaturas que hice era de humanidades y no de ciencias. Dicen que no lo habían visto hasta ahora por exceso de trabajo, pero yo me veo con un año perdido», explicó ayer la joven.

El Isla de la Deva no revisó su expediente hasta ayer y fue cuando detectaron la anomalía. «Entiendo que las normas sean esas, pero debieron de mirarlo en el periodo de matriculación. A mi me dieron de paso y me matricularon ellos mismos. Llevo un mes yendo a clases y la única opción que me dan ahora es intentar que el Principado me solucione el problema académico», comentó Belén Lam. Tras su llamada a la Consejería de Educación sigue con las mismas dudas. «En Oviedo me dicen que esto nunca les había pasado, que presente un escrito y qué diga que otros módulos me gustaría hacer, pero no me aseguran plaza en ninguno porque todos empezaron las clases hace un mes», lamentó la estudiante, que pondrá el caso en manos de sus abogados para ver las opciones legales.