El Comercio

Los ladrones vuelven a actuar en Las Vegas por partida doble

Los ladrones rompieron el cristal de la puerta del bar Yera, pero no lograron acceder al interior.
Los ladrones rompieron el cristal de la puerta del bar Yera, pero no lograron acceder al interior. / JOSÉ PRIETO
  • Roban la recaudación de la máquina tragaperras del bar La Cúpula e intentan repetir la maniobra en el Yera

Los ladrones volvieron a actuar ayer en el centro de Las Vegas después de varios días de calma tras el robo en la farmacia de la calle La Estebanina. Los cacos tuvieron trabajo doble la madrugada de ayer ya que perpetraron un robo en el bar La Cúpula e intentaron lo mismo en el Yera.

En La Cúpula, que está ubicado a pocos metros del Tomás y Valiente donde se localiza la Policía Local, entraron forzando la cristalera de entrada por tres o cuatro sitios y una vez dentro su misión fue llevarse el dinero de la máquina tragaperras, y lo consiguieron. Aunque el objetivo era claro, les llevó trabajo conseguirlo, ya que tuvieron que golpear en varias ocasiones el lateral de la máquina para destrozarla y obtener el dinero.

«Fue sobre las 4.30 horas y sonó la alarma, pero rompieron el altavoz para que dejara de sonar», explicó la propietaria del establecimiento, que desconoce la cantidad total sustraída por los ladrones. Se desconoce si minutos antes o después volvieron a intentar repetir los hechos en el bar Yera, situado en la avenida Principado, donde no lograron finalmente acceder al interior.

«No sabemos si les asustó algo o qué fue lo que les hizo desistir pero rompieron el cristal y no llegaron a entrar», explica la camarera del establecimiento. Los ladrones recogieron los cristales y los lanzaron a una finca contigua al bar. «Al no caer nada dentro no llegó a sonar la alarma y no nos enteramos hasta la mañana, por eso no tenemos constancia de a qué hora fue», apuntó la empleada.

Ambos locales deben ahora hacer frente a los gastos que conlleva el arreglo de todos los desperfectos causados durante la pasada madrugada por los ladrones.