El Comercio

«El temario es salvaje, para cada asignatura puede haber hasta cientos de criterios»

Carlos Argüello, Elena Arango, Hugo Corripio, los tres ponentes, y Modesto Álvarez, moderador, antes del debate.
Carlos Argüello, Elena Arango, Hugo Corripio, los tres ponentes, y Modesto Álvarez, moderador, antes del debate. / A. G.-O.
  • Docentes de Villaviciosa defienden durante un debate público la idea de disminuir los contenidos y apuestan por enseñar a utilizarlos mejor

«Los deberes están bien, pero está mucho mejor que sean los propios alumnos los que decidan si quieren hacerlos». La determinación de algunos padres de hacer huelga y negarse a que sus hijos hagan ejercicios fuera del horario escolar fue uno de los temas que ayer centraron el debate sobre educación, organizado por el Ateneo Obrero de Villaviciosa. «Hay que crear en los estudiantes la inquietud de querer hacerlos», afirmó Elena Arango, directora del CRA La Marina.

Los docentes repasaron también la actualidad del sistema educativo del que criticaron el amplio contenido que exige la Administración. «El temario es salvaje. Para cada asignatura se contemplan cientos de criterios», lamentaron. Hugo Corripio, subdirector académico del colegio Laude Palacio, de Granda, defendió la idea de que «lo importante no es dar mucho contenido, sino saber cómo utilizarlo».

En lo que respecta a la violencia en las aulas, los cuatro docentes compartieron la misma opinión: «Hay que educar a los padres. Son ellos los que tienen que ponerle límites a los niños».

El director de El Plaganón, de Sevares, Carlos Argüello, aseguró que en su centro el sistema «se pone en marcha desde el minuto uno». «Soy un privilegiado. Tenemos un incidente cada seis meses y muy leve», afirmó.