El Comercio

IU insiste en que las obras de Raíces se harán, pero con retraso

  • Triguero achaca el cambio en las inversiones a un problema con los trámites técnicos de la licitación de las obras del cierre de la pista

El equipo de gobierno de Izquierda Unida salió ayer en defensa del pacto firmado con el PSOE para los presupuestos municipales de este año. «No estamos incumplimiendo, en ningún caso vamos a retirar las obras para cerrar la pista polideportiva de Raíces. Lo único que hemos tenido que hacer es pasarlas al año que viene por un problema con la licitación, que de ninguna manera podría estar lista antes de finales de año por el tipo de tramitación que es», explicó ayer la alcaldesa, Yasmina Triguero.

La edil de IU insistió en que el proyecto está terminado y que el inconveniente llegó a la hora de licitar las obras. «Hemos tenido una dificultad técnica por tener que sacar la obra en su conjunto y no poder hacerla en meses de manera que se ejecutaran los laterales por separado. Todo marcado por la Ley de Contratos que nos impide hacerlo como un contrato menor», señaló Triguero, que hizo hincapié en que «desde el equipo de gobierno nos comprometemos a hacer la totalidad del cierre en 2017, solo supone un retraso justificado».

La decisión del cambio de esta inversión a favor de las gradas de Pillarno ya ha sido comunicada al centro escolar que se beneficiaría del mismo. «Entendemos los inconvenientes que puede suponer esta modificación, nosotros tampoco queríamos que pasara, pero a veces surgen estos inconvenientes o hay tramites técnicos que alargan la ejecución de las obras. El presupuesto lo estamos ejecutando ya casi en su totalidad, es solo un inconveniente en una obra en concreto», comentó la alcaldesa.

El Ayuntamiento ultima ahora la contratación de la grada para el campo de fútbol de Pillarno, que se completará con el tejado de la misma, que fue reclamada tanto por los deportistas como por los vecinos.