El Comercio

Gozón aplaza el Pleno del mes a noviembre para debatir la revisión fiscal propuesta para 2017

El Pleno ordinario del Consistorio de Gozón previsto para este mes ha queda aplazado a los primeros días de noviembre para debatir la revisión fiscal que se aplicará en 2017. Así lo adelantó el alcalde, Jorge Suárez, que explicó que la sesión tendrá una carácter exclusivo «en la que propondremos la modificación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para las viviendas situadas en las zonas rurales». La propuesta que hará el ejecutivo ya la intentó el pasado año y fue rechazada por la oposición de PP e IU-Equo. En ella planteaba bonificar estos inmuebles urbanos de naturaleza rústica. El gobierno local también se muestra favorable a la congelación del resto de tasas, impuestos y precios públicos.

«Ante la más que complicada situación económica del ayuntamiento, no podemos plantear reducciones y tampoco somos partidarios de un aumento de la presión fiscal», señaló Suárez. En la misma sesión también se tratará el convenio suscrito con Tragsa para la obra de enganche a la red de saneamiento de una zona de Peroño.