El Comercio

El Ayuntamiento encarga a la Universidad de Oviedo un estudio del castro de Molleda

Recreación del castro.
Recreación del castro. / LA FOZ DEL PIELGU
  • El convenio sobre el Picu Castiello pretende saber qué tipo de construcciones hay, cuál es su extensión y quiénes fueron sus pobladores

El Ayuntamiento de Corvera ultima la firma de un convenio con la Fundación Universidad de Oviedo para el estudio y recuperación del castro Picu Castiello, de Molleda. La zona de la que poco se sabe será ahora analizada a fondo para conocer los pormenores de ese pequeño pueblo que podría desentrañar los inicios históricos del concejo.

El convenio busca que el Grupo de Investigación de Arqueología Antigua y Medieval (ARQUEOS), y el Área de Arqueología de la Universidad de Oviedo presenten asistencia técnica en el desarrollo del Proyecto de Investigación Arqueológica y Puesta en Valor del castro del Pico Castiello de Molleda. Ya se conoce que este proyecto estará dirigido por el profesor José Avelino Gutiérrez, y que contará con la participación de otros expertos investigadores como Alejandro García Álvarez-Busto, Patricia Suárez Manjón o Jesús Ignacio Jiménez Chaparro.

Quiénes fueron los primeros y los últimos pobladores del castro, dónde y cómo vivían, qué construcciones contenía el recinto y hasta dónde se extendía son algunas de las preguntas que ahora pretende dilucidar el Consistorio. «Son muchas preguntas que aún no han podido responderse con certeza y que nos aportarían un conocimiento extraordinario sobre el pasado más remoto de nuestro concejo, sobre nuestra historia. Hemos creído que ya iba siendo el momento de aprovechar esta oportunidad única para desentrañar todas esas dudas que hay desde hace décadas, y enriquecernos con el conocimiento que este yacimiento y sus alrededores nos pueden aportar», apuntó ayer la concejala de Cultura, Edita Varela.

El proyecto contempla una primera fase que incluirá la recopilación de toda la información que hay sobre el castro y sus proximidades y el análisis de la situación jurídico-administrativa del yacimiento arqueológico. Actualmente el castro está completamente cubierto de eucaliptos y matorral, así que también se realizará la limpieza y desbroce de la zona. Tras esta actuación se estudiarían otras intervenciones en la zona. «La intención de los investigadores es estudiar todo el entorno de la parroquia, ya que todos los indicios apuntan a que el lugar contiene una riqueza arqueológica extraordinaria», comentó Varela.