El Comercio

«Los desagües van a la finca del vecino o a la calle»

  • Los vecinos de Les Mariñes aplauden las obras de abastecimiento anunciadas, pero insisten en que la prioridad es el saneamiento

«La red de agua tiene cuarenta años y está obsoleta». Los vecinos de la zona de Les Mariñes, en Villaviciosa, mostraron ayer su satisfacción tras la decisión del Principado de Asturias de invertir cerca de un millón de euros en la mejora del abastecimiento de varias parroquias maliayas.

Así, las asociaciones vecinales ven con buenos ojos cualquier mejora, aunque insisten en que la prioridad es el saneamiento. «No nos vale meter mucha agua si no hay forma de sacarla», decía ayer Tino Palacio, presidente de la Asociación Careñes-Villaverde.

Y es que en los últimos años, la zona oeste-costera del concejo ha sufrido un aumento considerable de habitantes y de personas que tienen allí su segunda residencia. Ese crecimiento de población no se ha visto reflejado en la mejora de los servicios sanitarios, demanda habitual de los vecinos.

«Tenemos muchos problemas. Los desagües van a la finca del vecino o a la calle. Llevamos peleando por el saneamiento desde hace años», explica cariacontecido Tino Palacio. Los vecinos de Les Mariñes son los que más sufren este problema, que también se repite en Quintes y Quintueles. «Los acuíferos se están contaminando», lamenta Dioni Novel, de la Asociación La Parpayuela.

«Hay muchas rupturas y averías, pero no sabemos el volumen de agua que estamos perdiendo», afirma Adolfo Martínez, de la Asociación San Clemente de Quintueles, que apuesta por una «red totalmente nueva, pero eso es inviable».

Mejora del suministro

El propio alcalde, Alejandro Vega, instaba anteayer al Gobierno central «a cumplir con el compromiso de proyectar y ejecutar la otra gran prioridad: el saneamiento» tras conocerse la decisión del Principado. Hasta que ese momento llegue, los vecinos de Les Mariñes se conformarán con la mejora del abastecimiento de agua. «Es un paso para solucionar las pérdidas y mejorar el suministro», añade Martínez.

La obra del Principado beneficiará en principio a 5.700 habitantes de San Miguel de Arroes, Quintes, Quintueles, Villaverde y Careñes. Los trabajos tienen un periodo de ejecución de dos años y conllevarán la colocación de varias tuberías desde los depósitos de agua de San Miguel de Arroes hasta Cimavilla y de ahí al resto de parroquias.