El Comercio

La costera de la angula arranca el martes en San Juan de La Arena

Pescadores de angula de San Juan de La Arena, en una imagen de archivo.
Pescadores de angula de San Juan de La Arena, en una imagen de archivo. / MARIETA
  • La campaña se inicia con dudas de los pescadores por el buen tiempo. «Todos estamos pidiendo agua», señala el patrón mayor

El inicio de la temporada de angula ya tiene fecha. Los pescadores de esta preciada especie podrán salir a faenar a partir de la medianoche del lunes al martes, es decir, que la costera se abrirá oficialmente con la entrada del mes de noviembre. La primera y esperada subasta, sin embargo, aún no está fijada, aunque todo apunta a que podría producirse en la mañana del miércoles día 2.

El Principado ha aceptado la petición de las Cofradías de Pescadores de San Juan Bautista, de La Arena, y la Virgen de la Guía, de Ribadesella, que pedían adelantar la temporada en 18 horas, ya que tradicionalmente arranca a las seis de la tarde, para poder aprovechar otra noche, cuando se dan las mejores condiciones para capturar ejemplares de esta especie.

Será tan solo una primera toma de contacto, ya que la primera parada se realizará el día cinco y durará quince días. Forma parte de la parada biológica obligatoria de un mes a la que se obliga en todas las campañas, y que habitualmente se divide en dos períodos de quince días. Los pescadores podrán volver a faenar a partir del día 20.

La campaña se inicia con muchas dudas por parte de los pescadores sobre la presencia de angulas en la zona, debido al buen tiempo que ha hecho en las últimas semanas. «Todo el mundo está pidiendo agua», dice el patrón mayor de la Cofradía San Juan autista, Eloy Baltasar Sopeña, que aspira a que esta campaña sea mejor que la del año pasado. «Hasta diciembre parecía que estábamos en verano», recuerda.

La campaña anterior se cerró el pasado marzo con un total de 1.132 kilogramos de angula , una cifra sensiblemente inferior a la de los años anteriores. Hace dos años, por ejemplo, se habían alcanzado los 1.777 kilogramos. La escasez de capturas, sin embargo, se tradujo en un aumento de los precios, aunque este incremento no llegó a compensar el descenso de producto. La temporada se cerró con unos ingresos de 390.898 euros, cuando la anterior se había llegado a los 445.218 euros. Los precios más elevados se registraron las primeras semanas de campaña, cuando el precio medio superó los 400 euros por kilogramo. De hecho, se registró un récord histórico de 4.652 euros el kilo en la primera subasta de la temporada.