El Comercio

Los vándalos han pintado las paredes y algunos utilizan el inmueble para realizar botellón.

Los vándalos han pintado las paredes y algunos utilizan el inmueble para realizar botellón. / LVA

Actos vandálicos destrozan La Azucarera de Pravia

  • Las paredes presentan pintadas, las ventanas tienen los cristales rotos y dentro de las salas hay restos de basura

La recuperación del edificio de la antigua Azucarera de Pravia aún no ha finalizado, pero el edificio ya presenta importantes destrozos y zonas descuidadas. Varios actos vandálicos, antiguos y recientes, han hecho que el inmueble presente una imagen deteriorada y de dejadez, con pintadas y cristales rotos, entre otros destrozos.

Los jóvenes utilizan el espacio para hacer botellón aprovechando que está sin uso y sin vigilancia. Además, han sido varios los vándalos que han optado por decorar las paredes interiores con graffitis o bien por romper los cristales de las ventanas para poder acceder al interior. En las imágenes, tomadas por vecinos de la localidad este fin de semana, se pueden ver todos los destrozos realizados en el edificio durante estos últimos meses.

La Policía Local de Pravia apuntaba ayer que, si bien los actos vandálicos se produjeron hace meses, en los últimos días se produjeron nuevas roturas de cristales aprovechando que estos ya estaban rajados. « Miles y miles de euros tirados, para que ahora sólo sea centro de botellón para los más jóvenes. Creemos que las instituciones a las que les corresponde deberían de tomar medidas», señalaron vecinos de la localidad, que insistieron en que «estos actos se están dando porque el edificio está en situación de abandono».

El césped que rodea al edificio se encuentra también lleno de maleza, que trepa por las paredes de La Azucarera sin que nadie intervenga para limpiar y adecentar la zona. «Actos como este y tener en este estado el edificio no hace más que dañar la imagen de la villa», lamentaron los mismos vecinos.