El Comercio

El alcalde descarta sustituir la cubierta del polideportivo de Luanco por su elevado coste

Edificio del polideportivo, cuya reparación deberá esperar por la falta de presupuesto.
Edificio del polideportivo, cuya reparación deberá esperar por la falta de presupuesto. / P. G.-P.
  • El proyecto forma parte del acuerdo para aprobar el presupuesto con IU, que exige al menos llevar a cabo «otras obras urgentes» en el recinto

El alcalde de Gozón, el socialista Jorge Suárez, calificó de «inviable» económicamente en el actual ejercicio presupuestario el proyecto para sustituir la cubierta del polideportivo municipal. Una decisión la del regidor que contradice el primer compromiso contraído con IU-Equo para la aprobación de las cuentas municipales de 2016.

La causa para no poder hacer la obra, sostiene el regidor, «no es otra que su alto coste, que ronda los 300.000 euros». Un desembolso excesivo para las arcas del Ayuntamiento que, remarcó Jorge Suárez, «solo con hacer frente a la deuda anual con el Estado por el pago a proveedores ya hace un gran esfuerzo económico; un requerimiento con el que cumplimos este año».

En las filas de Izquierda Unida parece que las explicaciones tuvieron eco, aunque la formación defendió la necesidad de, al menos, ejecutar algunas obras para solventar parte de las deficiencias que tiene la instalación y así mantener la actividad deportiva. Pero, eso sí, exigen el cumplimiento del resto de acuerdos pactados.

El proyecto para el polideportivo encargado a la Oficina de Gestión Urbanística de la Mancomunidad del Cabo Peñas incluía la renovación de toda la superficie transparente de metacrilato y un sellado a base de materiales ignífugos.

Eliminación de humedades

La reforma de estas instalaciones prevé además eliminar las goteras que sufre el equipamiento desde hace varios años. Otra actuación que incluye el plan es la eliminación de las humedades existentes en los muros. Ya el anterior equipo de gobierno de Gozón, del PP, solicitó a la Dirección General de Deporte su colaboración mediante una ayuda para hacer frente a estas reparaciones.

Las últimas actuaciones realizadas en el equipamiento datan del año 2014. Estas consistieron en el saneamiento de la cubierta y la reparación de las canalizaciones, con la finalidad de evitar la formación de bolsas de agua en el techo durante los días de lluvia y que anegan la pista central. Durante el mes en el que la instalación deportiva estuvo cerrada al público, también se procedió a la aplicación de una capa de pintura sobre una superficie total de 2.000 metros cuadrados, en las paredes de la cancha y en varias reformas en el gimnasio. Además, se sustituyó el suelo de la sala por tarima y se adquirieron nuevas máquinas.

Estos cambios tuvieron una inversión que rondó los 20.000 euros. Los trabajos se completaron con la instalación de la ventilación y la colocación de dos nuevas cintas para correr además de la renovación del mobiliario de los vestuarios.