El Comercio

Vista general de algunas viviendas de Bayas.
Vista general de algunas viviendas de Bayas. / MARIETA

La construcción del depósito de agua de Bayas depende del litigio judicial con Aqualia

  • El Ayuntamiento no incluirá las obras en los presupuestos municipales y espera la sentencia definitiva para instar a la empresa a que ejecute las inversiones

Los vecinos de Bayas deberán esperar un poco más para ver realizada su petición histórica, el depósito de agua para el pueblo. La Asociación de Vecinos de Bayas reclamaba al equipo de gobierno que lo incluyera dentro de los presupuestos municipales para el año que viene, pero Izquierda Unida insiste en que esa obra, de gran envergadura, se realizará con cargo a las inversiones de Aqualia.

El problema está en que todas las actuaciones con cargo a ese presupuesto de la empresa concesionaria del servicio del agua en el concejo están paralizados a expensas del proceso judicial que mantienen abierto con el Ayuntamiento. «Estamos pendientes de que salga la resolución del recurso presentado por la empresa a la última sentencia que nos era favorable. Si este nuevo fallo judicial nos da la razón les pediremos que ejecuten todas las inversiones pendientes. Podríamos hacerlo ahora, pero al estar el proceso en marcha es probable que la empresa nos lo niegue», explicó ayer la alcaldesa, Yasmina Triguero.

El depósito de agua de Bayas es la inversión de mayor dimensión que faltaría por ejecutar en el concejo y para la que habría dinero suficiente ya que se estima que la cantidad de Aqualia para inversiones sea de cinco millones de euros. «Llevamos 30 años con este problema. Primero nos decían que no había agua porque se gastaba en los animales, ahora que es por llenar las piscinas. El caso es que ya no estamos en verano y no hay piscinas y los fines de semana se corta el suministro y estamos horas sin agua o bien tenemos que apañarnos con un hilillo nada más. Eso no es normal. Debería ser una inversión prioritaria para todo el concejo porque no es algo trivial», apuntaba Manuel Redondo, presidente de la Asociación de Vecinos de Bayas.