El Comercio

Acuerdo con Tragsa para las obras de saneamiento en el barrio de Peroño

Todos los grupos políticos apoyaron ayer el convenio suscrito entre el Ayuntamiento y la empresa pública Tragsa, para acometer las obras de saneamiento del barrio de Peroño en Luanco. El convenio, que cuenta con el visto bueno del Ministerio de Medio Ambiente, contempla una inversión de 468.864 euros financiados por el Ayuntamiento durante tres años. Los plazos acordados serán de 150.000 euros, este año; 160.000, en 2017, y 155.000 euros, en 2018. El debate en este punto lo protagonizó el PP que reprochó al gobierno local socialista que hubiera apelado a un empresa pública «para evitar que la obra pueda salir a concurso, mejorando así el precio de la misma», señaló su portavoz, Ramón Artime. Este argumento fue discutido por el alcalde, Jorge Suárez, que lo justificó por «la situación económica del Ayuntamiento que no dispone de 500.000 euros para ir a una subasta. Algo que habría que haber tenido en cuenta en las obras realizadas por los anteriores gobiernos locales del PP». En todo caso, la obra se hace necesaria por los vertidos al mar generados por las 145 viviendas de este barrio carreñense.