El Comercio

«Un gran compañero y parlamentario»

El párroco, Cipriano Díaz, recibe el cadáver en el pórtico de la iglesia de Santa María de Luanco.
El párroco, Cipriano Díaz, recibe el cadáver en el pórtico de la iglesia de Santa María de Luanco. / P. G.-P.
  • Varios exalcaldes del concejo y representantes del PP despidieron al histórico militante popular gozoniego

  • Manuel Valdés recibió sepultura en Gozón, tras fallecer a los 85 años

«Fue un excelente compañero y un parlamentario peculiar que sabía relajar los ambientes en los debates, buscando siempre frases simpáticas. Lo echaré mucho de menos». Son palabras de pesar de Ramón García Cañal a la muerte del diputado y compañero de partido durante muchos años Manuel Valdés Morán. Valdés falleció anteayer, a los 85 años, y Cañal no quiso dejar de acudir al funeral celebrado ayer.

Con anterioridad al oficio religioso, también fueron muchas las personas que pasaron por el tanatorio para acompañar a los familiares del finado. Entre ellas, el exalcalde socialista de Gozón, Emilio Santo, y otros representantes del Partido Popular. También se sumó otro exregidor gozoniego y ahora concejal del grupo popular municipal, Salvador Fernández. A Manolo Valdés lo calificó de una gran persona que realizó una gran labor en el partido a escala local: «Puedo decir que, junto a Francisco González Pérez y César Fernández, propició que pudiéramos acceder a la alcaldía Francisco Roces y después yo mismo».

Su dilatada actividad política la inició en las filas de Alianza Popular como portavoz del grupo municipal. En la legislatura de 1987-1991, fue elegido diputado con representación en varias comisiones entre ellas Agricultura y Pesca, bajo la presidencia de Pedro de Silva.

Guardameta en el Marino

Además de la faceta de político, Manuel Valdés, más conocido entres sus paisanos como 'Manolo el carabín', también destacó como deportista, defendiendo la portería del Marino y después del Salamanca, en Primera División, en la temporada 1950-51, en su época de estudiante en esa ciudad. El actual presidente del Marino, Luis Novar, calificó ayer su trayectoria futbolística de «un histórico en esta entidad en la que se jubiló deportivamente».

Dentro de sus contribuciones al vecindario, destaca su ayuda a las víctimas de la explosión del edificio del bar El Bodegón, de Luanco, en agosto de 1982. Una fecha que siempre retuvo en su memoria por el impacto que tuvo en su pueblo natal.