El Comercio

«He tenido mucha suerte»

Carmen Tavila, con su compañero de rodaje, en el salón creado para el anuncio de Loterías del Estado.
Carmen Tavila, con su compañero de rodaje, en el salón creado para el anuncio de Loterías del Estado. / E. C.
  • «He viajado mucho, pero añoro Villaviciosa. Me encanta», afirma la actriz, que lleva toda la vida veraneando en el concejo

  • Carmen Tavila, protagonista de nuevo del anuncio de El Niño

Todavía no está confirmado, pero todo apunta a que el anuncio que protagonizó hace bien poco Carmen Tavila volverá a nuestras pantallas para anunciar el sorteo de El Niño. Será la segunda vez que el concejo maliayo regale dinero de manera indirecta estas navidades. Y es que durante el mes de octubre, un equipo dirigido por Santiago Zannou, se trasladó a Asturias para grabar el 'spot' del Gordo en distintos rincones de la comarca.

Hace ya tres años que Tavila pronunció la famosa frase de 'Vamos a por el niño', que ahora podría volver a repetir. Fue tras ocho largos días de rodaje. «Nos reímos todo lo que quisimos», recuerda. En el anuncio, se la ve a ella con su marido en la ficción, en el salón de su casa. Han acabado las fiestas y la familia ya se ha ido. Es entonces cuando la actriz bromea en un juego de palabras entre el nombre del sorteo y un futuro bebé. En un principio, el director le pidió que bailara tras decir la frase, algo que no le gustó mucho. «Le dije que no quería hacerlo y que si me dejaba vía libre para improvisar. Al final le gustó el resultado», cuenta.

Fue con ese anuncio con el que Tavila, madre de una periodista, conoció la fama, aunque su carrera en publicidad es mucho más larga. La primera vez que se puso a las órdenes de un director fue con Álex de la Iglesia, a quien califica como «el mejor de España». Con él rodó un anuncio para Navidul. Además, ha participado en series de televisión como 'Cuéntame', 'La que se avecina' o 'Aquí no hay quien viva'.

Su trayectoria cada vez es más larga y ya ha traspasado fronteras. «El último anuncio que grabé fue para una marca de chocolates y saldrá en Francia», explica. En total, ha salido unas doscientas ocasiones en televisión. «He tenido mucha suerte, sobre todo con los directores. Siempre me he llevado muy bien con todos», afirma.

Maliayesa de adopción

Coqueta, espontánea, alegre y vital. A sus 97 años -aunque espera llegar a los 100- recuerda sus comienzos. «Yo no soy actriz. Empecé por casualidad, pero no me corto ante las cámaras». Esa forma de ser le ha ayudado durante los rodajes: «Alguna vez se me olvidó el guión, pero siempre se me ocurre algo».

Maliayesa de adopción, sus padres eran naturales de Valdediós, ha viajado mucho, vive en Madrid, pero nunca falta a su cita con Villaviciosa. «Lo añoro mucho. Me encanta esto, es muy bonito». Pronto quizás vuelva, pero a través de las pantallas.