El Comercio

Iván Fernández con un sonómetro en Trasona.
Iván Fernández con un sonómetro en Trasona. / MARIETA

Corvera habilita una partida para demandar a Fomento por ruido de autopista

  • El alcalde, Iván Fernández, ha informado de la reserva de una partida presupuestaria para la denuncia

El alcalde de Corvera, Iván Fernández, ha anunciado hoy su intención de incluir en los presupuestos municipales de 2017 la financiación para seguir adelante con la demanda contra el Ministerio de Fomento por los ruidos de la autopista del saneamiento a su paso por Trasona.

Fernández ha informado de la reserva de una partida presupuestaria para la demanda que el Ayuntamiento prepara contra el Ministerio de Fomento, con motivo de los ruidos que genera la autopista a su paso por la parroquia. «Vamos a continuar con esta cruzada hasta que seamos escuchados y atendidos", ha indicado».

El alcalde cierra hoy la ronda de asambleas abiertas ciudadanas que sobre presupuestos participativos se lleva realizando en todo el concejo desde la semana pasada, en este caso con las parroquias de Trasona, Villa y Molleda.

Los presupuestos incluirán una segunda fase de mejoras en tramos de la senda verde del agua, -popularmente conocida como Ruta del Agua-, en la que el Ayuntamiento ya ha invertido este año 44.130 euros y que discurre por buena parte de caminos y carreteras tanto de Molleda como de Villa.

Además de los proyectos concretos para cada parroquia, el alcalde ha explicado las grandes cifras del documento económico para 2017, un «presupuesto social, inversor y que consolida el saneamiento financiero del Ayuntamiento, ya que por primera vez en la historia de Corvera se dejará la deuda a cero, sin dejar por ello de invertir en mejoras para el concejo y aumentar el gasto en políticas sociales».

El Ayuntamiento de Corvera dispondrá para 2017 de un techo de ingresos de 12,8 millones de euros, 67.000 euros más que en 2016. De éstos, el 41 por ciento va destinado a sufragar los gastos del personal municipal, el 44 por ciento para gastos corrientes, el 5 por ciento para transferencias corrientes -donde se contemplan las ayudas y subvenciones- y un 10 por ciento para inversiones.