El Comercio

Andrés Martínez, subdirector del Ridea.
Andrés Martínez, subdirector del Ridea. / E. C.

«Las monjas clarisas llegaron a dominar casi todo el territorio de Asturias»

  • El historiador presenta en Villaviciosa su último libro, con más de cien documentos inéditos, sobre el monasterio maliayo

  • Andrés Martínez. Subdirector del Ridea

Cinco años ha dedicado Andrés Martínez Vega, subdirector del Real Instituto de Estudios Asturianos (Ridea) y doctor en Historia Medieval, a recopilar y analizar los más de cien documentos inéditos sobre el convento de la Purísima Concepción, en Villaviciosa, que dan forma a su nuevo libro. Una ardua labor de investigación que sirve para retratar las costumbres de la época y la importancia de una entidad que fue el primer beaterio de Asturias. Hoy, presenta la obra, a las 19.30 horas, en el propio monasterio religioso del que trata la obra.

-¿Qué van a encontrarse los lectores en este libro?

-Son 145 documentos inéditos que repasan en líneas generales los primeros cincuenta años del convento. Desde su creación como beaterio, el primero de Asturias, hasta su conversión en convento en 1753.

-¿Dónde habían estado hasta este momento los documentos?

-Durante la guerra civil se quemaron todos los archivos que tenían guardados, pero todas las actividades se registraban en protocolos notariales. Busqué en el Archivo Histórico de Asturias y los encontré. Es una información riquísima, con aspectos internos muy interesantes.

-Supone un gran descubrimiento para el patrimonio asturiano.

-Sí, el monasterio de las Clarisas tuvo una gran importancia y faltaba conocimiento de esa primera etapa. Nace fruto de la religiosidad y de las corrientes espirituales. Era, además, un momento de incertidumbre porque el obispo José Fernández del Toro tenía sus duda. Llegaron a dominar casi todo el territorio asturiano, de oriente a occidente. Tenían bienes en muchas zonas.

Pipas de sidra como medida

-¿Qué aspectos le llamaron más la atención durante la investigación?

-La redacción de los textos. Había algunos términos asturianos y utilizaban las pipas de sidra como sistema de medidas de los terrenos. Hay un núcleo importante de datos sobre cómo constituían el patrimonio. Es una imagen perfecta de las costumbres y la vida del entorno.

-En concreto, ¿qué destaca del concejo maliayo?

-La red viaria. En esa época ya estaba muy expandida. Muchas de las calles se siguen manteniendo hoy en día. Se hace un reflejo muy fiel de cómo era la villa en aquel momento.

-¿Por qué llegaron a tener tanto poder?

-Tuvieron mucho apoyo de la nobleza local y de las familias nobiliarias. Uno de los bienhechores era de Coaña. Su proceso hasta constituir un convento fue muy largo. Se requerían permisos tanto del rey Felipe V como de la administración del propio Principado de Asturias.