El Comercio

Reconoce haber colocado cinco lazos de acero en Candamo y pide perdón ante el juez

Fue una mala idea y ayer pidió perdón ante la titular del juzgado de lo Penal Número 1 de Avilés. J. A. B. A., defendido por el letrado Víctor Celemín, reiteró en sala lo que ya había manifestado ante la Guardia Civil cuando el 10 de septiembre de 2015 los agentes localizaron dos de los cinco lazos que el hombre había colado en un monte de Los Veneros, en Candamo.

Trató de justificar una actuación puntual por la dificultad que tenía para sacar adelante una plantación de árboles frutales que los corzos habían destruido en anteriores ocasiones.

La jueza, Olga Varas, tuvo en cuenta este arrepentimiento y la cooperación del hombres desde el momento que fue descubierto por la Benemérita, a la que ayudó a localizar y desmontar los otros tres lazos que había colado alrededor de la finca.

Por ello, Fiscalía y defensa acordaron rebajar la solicitud de pena inicial de 4.320 a 2.800 euros y de dos años a un año de inhabilitación para el ejercicio de la caza.

Temas