El Comercio

Las obras del colector de Bernardo Alfageme comenzarán el lunes

  • La calle Barceloneta de Candás estará cerrada al tráfico una semana. Después, se cortarán las avenidas Reina María Cristina y del Ferrocarril

El centro de Candás continúa inmerso en un proceso de renovación. Al cambio de pavimento de la calle de Valdés Pumarino, le siguen las obras de cambio y refuerzo del interceptor de saneamiento en la de Bernardo Alfageme y la avenida Reina María Cristina. Los trabajos, que tienen un presupuesto de licitación de 178.865,29 euros, darán comienzo el lunes y será necesario realizar varios cortes de tráfico durante toda la semana. Para que esta situación ocasione las menores molestias posibles, el Ayuntamiento de Carreño ha decidido llevarlas a cabo en distintas fases.

El primer tramo de dichas obras afectará a la calle Barceloneta, que estará cerrada al tráfico durante una semana aproximadamente. Será entonces cuando se pase a la avenida Reina María Cristina, desde la confluencia con la avenida del Ferrocarril hasta Escultor Antón. En esta fase se instalará un carril abierto regulado por semáforos. Asimismo, es probable que se suprima temporalmente la parada de autobús, ubicada a la altura del centro de salud.

Subida al cementerio

El tercer tramo de corte se producirá desde el entronque con Escultor Antón hasta la altura de González Muniello para continuar con el último, que irá desde este punto hasta la confluencia con la subida al cementerio.

El concejal de Urbanismo en Carreño, Gabriel Rodríguez, destacó que «dichas obras responden a la necesidad de adecuar las infraestructuras de saneamiento existentes, que están siendo sometidas a condiciones de servicio muy superiores a las originariamente previstas en su diseño debido al incremento de población que se ha producido». Los trabajos correrán a cargo de la empresa Elecnor.