El Comercio

Los más pequeños de Clarín aprenden a deshojar mazorcas.
Los más pequeños de Clarín aprenden a deshojar mazorcas. / E. C.

Esfoyaza y música para animar la entrada del otoño

Con la entrada del otoño, se suceden los tradicionales magüestos. Los vecinos de Castiello de La Marina y los miembros de la Sociedad Cultural Recreativa Clarín, en Villaviciosa, también se suman a estas celebraciones. Las castañas y los litros de sidra no faltaron en ambos festejos.

En Castiello, los vecinos degustaron un menú variado en el que no faltaron las empanadas, los chorizos a la sidra, el embutido ni las costillas. La nave de Morís, en Venta las Ranas, se convirtió en una autentica pista de baile gracias a la actuación del dúo Acuarela; una fiesta con más de cien asistentes que duró hasta bien entrada la noche.

Los miembros de la Sociedad Clarín, por su parte, eligieron el llagar Castañón para su festejo. Los más pequeños de la casa se sumaron a la esfoyaza. Después, llegó la cena. En total, más de 200 personas participaron en el encuentro. En la mesa, además de castañas, hubo picadillo, tortos y huevos fritos. El ritmo lo puso la Banda de Gaitas Noega de Gijón.