El Comercio

Sidra dulce y castañas en San Martín

Óscar Iglesias, José Manuel Estrada y Bernardino Tuero mallan manzanas. Abajo, varios vecinos en la plaza de la Cruz.
Óscar Iglesias, José Manuel Estrada y Bernardino Tuero mallan manzanas. Abajo, varios vecinos en la plaza de la Cruz. / A. G.-O.
  • Los vecinos hacen frente al mal tiempo, que obligó a acortar la procesión, y festejan por todo lo alto a su patrón

Desde el mediodía el olor a comida llenaba los aledaños de la iglesia parroquial de San Martín del Mar. Empanada, tortilla, chorizos... Los vecinos sacaron a relucir sus dotes culinarias para elaborar un banquete a la altura de la cita. Un año más, todos pusieron su granito de arena para festejar el día de su patrón, San Martín de Tours. El párroco Manuel Robles fue el encargado de oficiar la misa, que contó con la actuación del coro de la parroquia de San Francisco de Asís, de Oviedo.

El mal tiempo impidió realizar el tradicional recorrido hasta la plaza de la Cruz, obligando a acortar la procesión. Eso sí, los vecinos de esta parroquia de Villaviciosa pudieron rezar ante de la imagen por aquellas personas que no pudieron acompañarles.

Los actos religiosos dieron paso a la parte más lúdica de la fiesta. Durante toda la mañana, vecinos y foráneos pudieron aprender a mallar las manzanas de forma manual. En total, se elaboraron treinta litros de sidra dulce, a los que se sumó la que ya habían comprado. Además, Gonzalo Varas y Máximo Estrada se encargaron de asar las castañas. «Se agradece en un día de frío como hoy estar al lado del calor», afirmaban.

Retejar la iglesia

La Asociación de Vecinos fue la encargada de organizar la celebración en San Martín del Mar. Su presidente, José Pedro Hurlé, alabó las últimas obras realizadas en la iglesia, aunque reconoció que «se necesita retejar de manera urgente».