El Comercio

La Barquerina estrena imagen

El alcalde, Alejandro Vega, visitó ayer las obras para inspeccionar su estado.
El alcalde, Alejandro Vega, visitó ayer las obras para inspeccionar su estado. / A. G.-O.
  • El área residencial contará en menos de dos meses con una nueva rotonda

  • Los actuales trabajos obligan a la reordenación del tráfico, aunque se espera que afecten muy poco a los usuarios

Las obras de la tan esperada rotonda de La Barquerina ya están en marcha, dado que el área residencial maliayesa contará en menos de dos meses con una nueva imagen. Una decisión muy aplaudida por los vecinos que, desde hace tiempo, venían demandando un cruce más seguro entre las calles Norberto de la Ballina Fernández, la avenida de España y la carretera AS-267. Los trabajadores de la empresa Contratas Iglesias comenzaron esta semana a realizar los trabajos para poder levantar un muro de protección de veintiún metros de longitud, que irá ubicado en la parte de terreno que ha tenido que ser expropiada a un vecino de la zona.

La nueva glorieta -que se sumará a la construida en la pasada legislatura bajo el mandato del popular José Manuel Felgueres- constará de dos carriles de cinco metros de ancho cada uno y un islote central, de once metros y medio de radio. La intención del Consistorio local habría sido empezar las obras durante el mes pasado para que estuvieran acabadas antes de las fiestas de Navidad. Con este retraso, la fecha límite para finalizarlas coincide con la última del año.

El cruce es uno de los que más circulación tienen durante el día en toda la localidad, ya que une la carretera antigua de Oviedo con la autopista y es también zona de paso para el colegio público. Por eso, se intentará que afecte lo menos posible al tráfico. «Cuando más problema habrá es el día del asfaltado», explicaron ayer fuentes de la empresa.

En un principio, la obra había salido a licitación por 115.222,80 euros, aunque finalmente fue adjudicada en 72.500 euros a la empresa Contratas Iglesias. En total, al proceso se habían presentado diez entidades distintas. «Era una rotonda muy necesaria, porque ya hemos tenido algún susto» explicó el alcalde, Alejandro Vega, quien ayer acudió a comprobar el avance de los trabajos.

Glorieta del Riaño

Durante su visita, Vega anunció que la siguiente glorieta de Villaviciosa en construir podría ser la del cruce del Riaño, «en la que se producen muchas retenciones, sobre todo en verano». La intersección une la entrada a Villaviciosa con la vía de acceso a Tazones, una de las poblaciones que más visitantes recibe en temporada estival. «Estábamos esperando a que se formara el Gobierno central para comenzar las conversaciones con el Ministerio de Fomento, ya que se situaría en una carretera nacional», avanzó.