El Comercio

David Martínez.
David Martínez. / P. NOSTI

«Cuanto más te acerques al agresor, menos daño podrá hacerte»

  • David Martínez, instructor de defensa personal y policía, impartirá hoy un curso dirigido a las mujeres

El miedo es el principal obstáculo para poder actuar ante una agresión. Saber dominarlo y hacerle frente es el paso más importante, pero también el más difícil. David Martínez, policía e instructor de defensa personal en la escuela Combat Hapkido, lleva más de diez años enseñando las claves para defenderse de un ataque. Hoy, dará, por segundo año consecutivo, un curso dirigido a las mujeres en el polideportivo maliayo, a partir de las 17 horas.

«El objetivo es aprender a defenderse de una forma fácil e intuitiva», explica. Por eso, en su escuela utilizan un sistema de aprendizaje pensado para todas las edades. A las clases de Martínez acuden desde niños pequeños hasta mujeres víctimas de violencia de género.

Para todas las edades

Una agresión es instantánea, dura un breve periodo de tiempo. En ese momento, el primer intento es intentar escapar. «La gente intenta separarse, pero cuanto más te acerques al agresor, menos daño podrá hacerte», afirma. Si eso no fuese posible, la regla básica es cubrirse la cabeza. «Ponemos las manos enfrente de la cara, en un ángulo de 45 grados. Con eso evitamos los golpes directos», añade.

El objetivo de las distintas técnicas es minimizar al atacante para poder encontrar el momento idóneo para escapar. «Mucha gente no sabe que hacer porque nadie les ha enseñado. Si te agarran de una mano el instinto te dice que tires, pero hay que empujar», afirma. Otro ejemplo que se enseña en la escuela Combat Hapkido es que es mejor pegar con la mano abierta.

Los cursos de defensa personal están pensados para todas las edades, pero cuando se trata de niños pequeños Martínez los enfoca por la importancia de los valores: compañerismo, respeto, igualdad... «Desde mi punto de vista eso se está perdiendo. El bullying no existiría si las personas que son testigos hicieran lo posible por frenarlo», asegura rotundo.