El Comercio

La escasa plantilla de la residencia causa desatención en los mayores, según la gerente

El abogado del Ayuntamiento maliayo solicitó ayer la anulación del juicio por la demanda de una trabajadora de la residencia para mayores de El Portal', Lucía Menéndez. Según alegó, la afectada no habría seguido la vía administrativa antes de poner en marcha la judicial. Un requisito que se recoge en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas. Frente a esto, el abogado de la acusación, Adrián Álvarez, aclaró que el requerimiento se había presentado el 19 de septiembre. Días antes de la entrada en vigor de dicha normativa.

El abogado del Consistorio negó, en todo caso, que no se permitiese a las empleadas solicitar la jornada compactada, que debía producirse cada diecinueve días. De hecho, si a principios de año se pedía el primer lunes del mes, a partir de ahí se les daría siempre, aunque no lo necesitasen.

La defensa solicitó la presencia de la gerente del centro, Rosa Galeano, quien explicó las dificultades a las que debía hacer frente para cuadrar el horario laboral, teniendo en cuenta que hay cuatro trabajadoras que disfrutan de la reducción de jornada. Además aseguró que esta situación provocaba la desatención de los mayores, puesto que no hay obligación de cubrir esos turnos.

Durante el juicio, Álvarez, presentó varios documentos. Entre ellos, un acuerdo firmado en 2012, donde se aceptaba la reducción de jornada compactada y se detallaba que las trabajadoras beneficiadas iban a tener un turno aparte.