El Comercio

El transporte de los alumnos de Raíces sigue sin solución

  • El Principado no responde a las peticiones de los padres ni a las llamadas hechas desde el Ayuntamiento

La línea de autobús desde Raíces al Instituto de Salinas sigue en el limbo. Hace unas semanas los padres recibían un escrito de la dirección del centro anunciando que deberían pagar el servicio. El AMPA del centro envió un escrito a la consejería de Educación quejándose y pidiendo la gratuidad de la línea, para lo que adjuntaron un informe de la Policía Local que desaconseja la ruta que propone el Principado.

Desde el pasado lunes las familias de Raíces siguen sin noticias. De momento continúan utilizando la ruta sin tener que pagar pero sin saber si en el futuro deberán hacerlo o no. Esta incertidumbre se da porque el Principado no ha dado una respuesta al escrito del AMPA y tampoco ha respondido a las llamadas realizadas desde el Ayuntamiento para preguntar sobre el tema.

«No hemos tenido noticias, si en los próximos días no nos dicen nada volveremos a llamar», comentó la presidenta del AMPA del Instituto de Salinas, Selina Suárez. En idéntica situación se encuentra la concejala de Interior, Mar González, que ha intentado ponerse en contacto en varias ocasiones con los responsables de la consejería de Educación sin resultado. «Vamos a seguir llamando todos los días hasta que se nos diga algo, sino tendremos que ir a Oviedo la alcaldesa y yo para que nos den una explicación a este problema que sufren las familias curso tras curso desde hace algunos años», apuntó Mar González.

La propuesta de que los alumnos paguen por el servicio no es nueva, ya se ha intentado llevar a cabo en otras ocasiones sin que llegara a ser efectiva. El Principado estima que deben abonar la ruta porque los alumnos se encuentran a menos de 1,5 kilómetros del centro y lo hacen al proponer una ruta a pie que no alcanza esta distancia. «La zona por la que quieren que acudan al centro los alumnos no es segura, no tiene aceras en algún tramo y tampoco está bien iluminada. Esto no lo decimos solo las familias, sino que la Policía Local lo avala con un informe. La ruta más segura para ellos a pie alcanza los 2,2 kilómetros», recalcó Selina Suárez.