El Comercio

Fallece a los 88 años el antiguo párroco de San Nicolás de Bañugues Gumersindo Álvarez

El que fuera párroco de San Nicolás de Bañugues, Gumersindo Álvarez Fernández, falleció en la Casa Sacerdotal de Oviedo, a los 88 años. Ejerció su apostolado durante dieciséis años en las pedanías de San Jorge de Heres, San Esteban de Vioño, San Martín de Bocines, San Pedro de Antromero y, por último, Bañugues. Era natural de la localidad lucense de Navia de Suarna.

Ordenado como sacerdote en 1962 en Oviedo, recorrió otros municipios de la región en su labor pastoral, pero fue en Gozón donde encontró la respuesta «más hermosa de su carrera sacerdotal», como dijo a sus feligreses en el multitudinario homenaje de despedida que le ofrecieron tras acceder a su jubilación en 2003, siendo aclamado como 'obispo' de Gozón.

Su retiro fue entonces un asilo para sacerdotes en la localidad leonesa de La Bañeza. Con posterioridad se trasladó a la Casa Sacerdotal de Oviedo donde falleció. El funeral se celebró ayer en la iglesia parroquial de Santa María la Real de la Corte en Oviedo.