El Comercio

David Álvarez, alcalde.
David Álvarez, alcalde. / MARIETA

El Ayuntamiento de Pravia congela las tasas y tributos

  • El alcalde, David Álvarez, celebra la medida, aunque lamenta la imposibilidad de «subsanar la revisión catastral del Ministerio»

El Ayuntamiento de Pravia informó ayer de que, por tercer año consecutivo, el gobierno mantiene congelados los tributos y tasas municipales. «Cumplimos así uno de los objetivos principales del gobierno local: preservar el bienestar de los vecinos con una gestión eficiente que garantice mejores servicios sin aumentar la presión fiscal», anunció el alcalde David Álvarez, en nota de prensa.

Contrarrestaba esta noticia con un «desencanto», el de «no poder subsanar la revisión catastral impuesta por el Ministerio de Hacienda que ha supuesto que en el presente año los vecinos del concejo hayan pagado un 10% más en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)», añadió.

Explicó que el plan de ajuste que aplica el Ayuntamiento hace imposible bonificar esa subida, aunque mostró su voluntad de «insistir» para que en próximos ejercicios se pueda realizar algún tipo de compensación. En este sentido, reivindicó que las tasas que dependen de su gestión se han mantenido a pesar de que el Índice de Precios al Consumo (IPC) interanual ha subido un 0,7%.

Atribuye esta congelación y el optimismo en cuanto al cierre de las cuentas económicas a «la buena gestión realizada en el último ejercicio».

En otro orden de cosas, el alcalde tiene previsto reunirse la semana que viene con los diferentes grupos municipales para la valoración y puesta en común de los diferentes apartados del proyecto de presupuestos de cara al 2017.

El gasto total en el presupuesto del año que llega a su fin se ha situado en 5,7 millones de euros sobre una previsión de ingresos de seis millones. El 35% del gasto, más de dos millones, se han destinado al abono de nóminas de personal municipal y un 31% al capítulo de bienes y servicios.

Temas