El Comercio

Tamón trae la discordia a Carreño

Tamón trae la discordia a Carreño

  • Los foristas, sin ninguna representación en el Pleno, señalan que el Consistorio desoye las peticiones de los vecinos de esa parroquia

  • Cruce de acusaciones entre gobierno local y Foro por las subvenciones de Cogersa

Las críticas de la agrupación local de Foro en Carreño sobre el destino que dio el gobierno local a la subvención anual del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa), a la parroquia de Tamón, han desatado una fuerte polémica.

Según su presidente, Juan Jamart, «el gobierno socialista local desoyó a los vecinos sobre el destino de esa ayuda, que se entrega al pueblo como fondo de compensación por las molestias que genera la actividad». Aseguró también que, recogiendo el parecer de la asociación vecinal, «el dinero iba a ir para la mejora de la red de comunicaciones de internet, pero el ejecutivo municipal del PSOE no lo tuvo en cuenta y optó por la organización de unos cursos de gastronomía».

Jamart aseguró que recoge con sus críticas la postura del vecindario. Mantiene también que «el destino de los fondos de compensación debe ser decidido por los residentes de la parroquia y no por ningún concejal, como lamentablemente ha sucedido, primando el interés de alguien del Ayuntamiento». Por todo ello, se remite a un escrito presentado en el Consistorio el 4 de enero y con posterioridad el 30 de junio por la Asociación San Juan de Tamón. En ese texto se exponen las propuestas para el empleo de la subvención de Cogersa.

La prioridad fue el estudio e instalación de amplificador de red wifi en la parroquia y el segundo, dedicar el 10% de la misma a temas culturales. «La respuesta, por tanto fue un jarro de agua fría al comprobar a través de la web municipal que su asociación presuntamente había solicitado un curso de gastrotendencias de 30 horas de duración. Una afirmación que es falsa y fácilmente demostrable, por lo que se remitió un escrito de queja a la Alcaldía de la que no han obtenido respuesta», señaló Jamart.

Mientras, el concejal de la Zona Rural y expresidente de la asociación vecinal de esta parroquia, Manuel Noceda, negó categóricamente las críticas del portavoz de Foro que no cuenta con representación en el Pleno de Carreño.

En palabras suyas, «el Ayuntamiento en este asunto se limita a ejecutar la subvención de la anualidad y los proyectos finalmente aprobados por el consorcio». También explicó que el proceso habitual que se hace desde el Consistorio supone hacer «consultas» con las entidades vecinales para lo que se fija un «plazo» para formular iniciativas.

En este caso, las propuestas recibidas por las entidades vecinales de Tamón, siempre según la versión del edil, efectivamente pedían la instalación de repetidores de la red wifi. Petición que, por los Presupuestos que manejamos en el Ayuntamiento, «no se podía asumir ni por asomo con el importe de subvención disponible».

Así se les trasladó al vecindario -dice- con las explicaciones pertinentes y se les plantearon otras sugerencias. No obstante, el edil socialista recuerda que «el Ayuntamiento sugirió abordar, con ese dinero disponible, una actuación en el entorno del centro de Iniciativa Rural que consistía en la eliminación de barreras, la construcción de unos tramos de acera y ampliación de la existente, así como trabajos en el aparcamiento».

Finalmente, el Consistorio remitió a Cogersa las peticiones, mientras que la entidad vecinal no habría aportado ningún otro proyecto alternativo.

Manuel Noceda, por último, indicó que el comunicado emitido por Foro «pone en boca de un señor jubilado, que vino a vivir hace unos años a la zona rural de Carreño, datos totalmente inciertos».