El Comercio

Corvera aprueba un presupuesto que el PSOE califica de «social e inversor»

  • La propuesta del gobierno local sale adelante con la abstención de Somos y USPC, y el rechazo de Partido Popular y Foro

El Ayuntamiento de Corvera aprobó ayer el presupuesto municipal para el próximo ejercicio con los votos a favor del PSOE, el partido de gobierno, la abstención de Somos Corvera y la USPC y el rechazo de Izquierda Unida, Partido Popular y Foro. El importe asciende a 12,8 millones de euros , y según el alcalde, Iván Fernández, se trata de un presupuesto «social, inversor y que sobre todo, consolida la solvencia económica».

El PSOE, que gobierna con mayoría absoluta, «deja a cero la deuda municipal» y sitúa al concejo a la cabeza de los ayuntamientos totalmente saneados. Somos el primero que lo logra entre los catorce de mayor población de Asturias», destacó Fernández. La solvencia financiera a la que alude «hará posible que en 2017 se pueda destinar más dinero que nunca al desarrollo de políticas sociales, concretamente 4.298 euros diarios» o lo que es lo mismo, 1,56 millones, que es un 12,20% de las cuentas aprobadas ayer. Tal consignación «permitirá aumentar el dinero destinado a becas para todos los niveles educativos para los estudiantes, incrementar las ayudas de emergencia social para las familias que peor lo están pasando y no tener lista de espera en servicios como la teleasistencia o la ayuda a domicilio», reivindicó el alcalde.

El proyecto presupuestario parte de un techo de ingresos de 12,8 millones de euros, de los que un 10% se destinará a inversiones, entre las que el gobierno ha contemplado proyectos para todas las parroquias del concejo. El alcalde destaca que el presupuesto reserva 123.000 euros para fomento del deporte, incluyendo subvenciones a todos los clubes del concejo y para la celebración de campeonatos, y que se mantendrá la oferta de actividades ciudadanas gratuitas, «ofreciendo del orden de las 2.600 horas de cursos y talleres de ocio y formación, de los que cada semana disfrutan unos 500 vecinos del concejo». También «apuesta por la cultura, manteniendo para 2017 la programación de unas 400 actividades gratuitas», y contempla una inversión de 577.000 euros para el desarrollo de políticas de empleo y formación en el municipio.

Izquierda Unida argumentó su rechazo en «la falta de democracia y transparencia del gobierno que encabeza Iván Fernández a la hora de negociar los presupuestos. Mientras que para subirse las dietas contactaban con todos los grupos de la oposición y nos daban facilidades, para la tramitación del presupuesto nos han boicoteado y ocultado información», manifestó su portavoz, Sara Paz.

Foro, por su parte, puso de relieve «la ausencia de políticas que fomenten el empleo» y realizó tres propuestas, tildadas por el alcalde de «carta a los reyes magos», encaminadas a «abrir líneas de ayuda al autoempleo, la contratación de desempleados y la puesta en marcha de un plan de empleo local con recursos municipales. Tenemos que ser capaces de generar riqueza para que la demanda de servicios sociales se reduzca», manifestó la portavoz de Foro, Teresa Domínguez.