El Comercio

El arreglo de los muros de Arnao y Salinas se prolongará durante semanas

El muro de AZSA derribado por la fuerza de las olas, ayer.
El muro de AZSA derribado por la fuerza de las olas, ayer. / MARIETA
  • El cierre del paso peatonal se mantendrá hasta que se rellene la grieta provocada por el temporal en la zona de la playa de El Dólar

Los destrozos provocados por el temporal en los muros de la factoría de AZSA en Arnao y de la playa de Salinas tardarán semanas en arreglarse por completo. Si bien la multinacional y la Demarcación de Costas ya se han puesto en contacto para comenzar la actuación en la zona, esta debe realizarse por partes. En primer lugar se comenzará con la zona de Arnao, que es la más afectada.

«Los técnicos de Costas ya han visitado la zona y se han puesto en contacto con AZSA, y parece que para poder solucionar el problema debe comenzarse por rellenar el socavón producido en los terrenos privados de la empresa para después atajar la grieta que se hizo en zona pública, y que corresponde a Costas», explicó ayer la alcaldesa, Yasmina Triguero, tras hablar con los responsables de Costas para interesarse por las actuaciones y la seguridad de la zona.

La caída del muro de AZSA trajo como consecuencia una grieta en la zona peatonal de la playa de El Dólar, que se encuentra cerrada al paso de personas para evitar problemas hasta que no se intervenga en la zona para asegurar su estabilidad. «La Policía nos dice que todo sigue igual, que no se ha abierto más, pero se mantendrá vallado como prevención», apuntó Triguero, que explicó que la intención de Costas es «rellenar la grieta y después realizar un mantenimiento continuo en la zona para evitar que vuelva a abrirse en un futuro».

Según AZSA, los destrozos del temporal no han mermado la capacidad productiva de la empresa, que continúa realizando el trabajo habitual en su nave de Arnao. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente destinó en 2014, tras los excepcionalmente fuertes temporales que sacudieron el litoral asturiano en invierno de ese año y del anterior, la cantidad de 148.447 euros a sellar la grieta.

Más tiempo llevará en cambio el arreglo de los desperfectos causados en el muro del paseo de la playa de Salinas, en la zona entre La Peñona y el Balneario, donde la fuerza del agua ha provocado que caigan a la arena grandes piedras. «Desde Costas nos trasladan que como estamos a finales de año esta actuación se realizará los próximos meses. Hay que entender que están cerrando el presupuesto de este ejercicio y no se contaba con este imprevisto pero ya han ido a ver la situación real de la zona los técnicos y ya cuentan con su arreglo pero no podrá hacerse de manera inmediata», apuntó ayer Triguero.