El Comercio

El Ayuntamiento contrata las obras finales en el Monasterio de La Merced

  • En unos días comenzarán los trabajos para eliminar la humedad de las paredes y la instalación de la red eléctrica del edificio

El Monasterio de La Merced lleva cerrado al público y sin uso desde hace años. El Ayuntamiento se propuso abrirlo como un espacio para albergar exposiciones, charlas y otras actividades culturales pero los problemas de humedades lo han impedido. Ahora se han contratado los trabajos para acabar con las humedades, después de que el Principado hubiera dado su visto bueno a las obras, y también a la instalación de la red eléctrica para después poder dotar de mobiliario el inmueble y abrirlo al público.

«Hemos tardado porque se ha intervenido varias veces en el edificio sin resultado. Ahora con el picado de la carga de las paredes creemos que se puede evitar la humedad que en ellas se acumula y que nos está impidiendo hacer nada en el edificio», explicó la alcaldesa, Yasmina Triguero. La partida para acometer estas obras se incluyó en las inversiones municipales para este año, pero no pudo ser ejecutada hasta ahora porque faltaba el visto bueno de la consejería de Cultura al tratarse de un edificio catalogado e histórico.

«El mobiliario interior está porque se adquirió cuando se hicieron las obras de recuperación. Una vez que estas obras estén hechas y se vea que el edificio ya está en condiciones de abrir se instalarán las pantallas, proyectores y se colocará el mobiliario para poder utilizarlo, al fin como un espacio recuperado para la cultura», señaló Triguero. La obra supone una inversión cercana a los 22.000 euros y se espera que esta sea la definitiva.

«Cuando se hizo el estudio del edificio se vio que para aligerar las paredes lo mejor era quitarles la carga, que se les había puesto anteriormente pensando que era la mejor opción. Queremos ver en funcionamiento el espacio porque es una pieza clave para el entorno del Conjunto Histórico de Raíces Viejo», recalcó la alcaldesa.

El Monasterio de La Merced fue rehabilitado en el año 2006 y desde entonces nunca ha llegado a abrir sus puertas. Con una inversión cercana al medio millón de euros, el edificio se encuentra dentro del catálogo de Patrimonio del Principado ya que data del siglo XV. La idea del Ayuntamiento es incluir sus prestaciones dentro de la campaña de dinamización turística.