El Comercio

Una auditoría reduce la deuda de Gozón con Aquagest a 354.385 euros

Imagen de archivo de las obras de renovación del saneamiento realizadas por la empresa Aquagest.
Imagen de archivo de las obras de renovación del saneamiento realizadas por la empresa Aquagest. / P. G.-P.
  • El informe ha detectado sobrecostes en los precios y la ejecución de obras urbanas al margen de los contratos firmados con el Ayuntamiento

El alcalde de Gozón, el socialista Jorge Suárez, dio cuenta ayer del resultado de la auditoría externa contratada para la revisión de los contratos de la empresa concesionaria del servicio de agua, Aquagest. El peritaje, efectuado por la firma Viavetus Ingenieros, S.L., fija la deuda municipal en 354.385,30 euros. Esta cifra dista mucho de la presentada por la empresa en octubre pasado de 3,7 millones. La auditoría también contempla además los intereses de demora, IVA incluido La razón de esta diferencia sideral es, siempre según se desprende del informe hecho público por el regidor gozoniego, la existencia de sobrecostes en los precios de los trabajos y varias obras realizadas al margen de los contratos firmados con el Consistorio. Así, en los peritajes realizados, estos incrementos en el precio y en las obras no contratadas corresponderían a la reurbanización de varias calles del casco urbano y ascienden a 2.075.583,33 euros.

Según explicó Jorge Suárez, «para evitar que el proceso de revisión de los acuerdos con Aquagest pudiera estar 'contaminado', optamos por la contratación de una consultoría y un despacho jurídico externo. Ahora lo cierto es que no podía suponer que, ni por imaginación, el resultado fuera éste. Y solo tengo que añadir que como alcalde hice lo que tenía que hacer, sin lugar a duda».

El proceso se originó por el compromiso electoral del PSOE de remunicipalizar el servicio de mantenimiento de la red de abastecimiento de aguas. Ante la falta de documentación en el Ayuntamiento sobre las obras realizadas, el Consistorio requirió a la empresa para que la aportara y así poder iniciar la negociación de la deuda pendiente a final del convenio, el pasado año. Una vez que se tuvo acceso a la misma, se procedió a su verificación. El proceso fue encargado a la firma Viavetus Ingenieros, S.L..

Ahora la concesionaria, en su reclamación, pide 248.404 euros, en concepto de soporte de pérdidas tras el anuncio municipal de prescindir de sus servicios. Mientras, el Consistorio piensa aplicar sanciones por un importe de 354.385 euros, por las obras realizadas sin ningún tipo de autorización.

Así las cosas, el alcalde considera que la disparidad económica «no da lugar a ninguna negociación» por lo que, con toda seguridad, serán los juzgados los que dicten sentencia.