El Comercio

Ramón Artime, portavoz del PP en Gozón.
Ramón Artime, portavoz del PP en Gozón. / PALOMA UCHA

El PP de Gozón defiende llegar a un acuerdo y evitar un juicio con la empresa que gestiona el agua

  • Ramón Artime asegura que el equipo de gobierno impide a su grupo acceder al expediente municipal

«Nuestra postura respecto a los contratos del agua será siempre la defensa de los intereses municipales». Estas fueron las palabras del portavoz de Partido Popular en Gozón, Ramón Artime, sobre el informe dado a conocer por el equipo de gobierno local, socialista, de las obras realizadas por la empresa concesionaria del servicio de agua, Aquagest, en el concejo. En dicho informe, encargado a la firma consultora Viavetus Ingenieros S. L., se mantiene que los sobrecostes en las obras y las realizadas al margen de los contratos superan los dos millones de euros. Esta cuantía supone, por tanto, que la deuda del Ayuntamiento con esta empresa se reduce a 354.385,33 euros frente a los 3,7 millones que reclama la concesionaria del servicio.

Falta información

Artime mantiene que el alcalde, Jorge Suárez, no facilita el expediente a su grupo municipal. Y mantiene esa negativa, dice el PP, «pese a la obligación que tiene, por una sentencia, de facilitar los informes que todavía no trasladó» a los otros grupos.

Mientras tanto -añadió- «no podemos manifestar nuestra opinión sobre la deuda». Es más, los populares aseguran que si el PSOE persiste en negarles esos documentos acabarán solicitando la ejecución de dicha sentencia para así poder acceder a los expedientes municipales.

Así, Artime incide en que la única información de la que disponen sobre este asunto es la que se dio en la comisión de Hacienda celebrada el viernes.

«El ejecutivo local solo se limitó a dar cuenta de viva voz a los concejales, por lo que nuestra valoración solo la podemos hacer en base a las informaciones publicadas en la prensa», matiza el PP antes de señalar que «todo apunta a que deberá ser el juez quien decida sobre la deuda real».

Y es que las enormes diferencias entre las partes respecto a la cuantía económica hace que, consideran los populares, sea complicado «poder alcanzar un acuerdo que evite la intervención de los tribunales de justicia». Artime, quien fue alcalde de Gozón, asegura que esta última solución, la de la vía judicial, «no es nada aconsejable: siempre será mejor un mal acuerdo que un pleito». Y, explica, «me amparo en las experiencias pasadas».

En ese sentido, se remitió a una deuda del Ayuntamiento con un transportista de cubas que reclamó el impago de los servicios y más tarde los tribunales le dieron la razón. «La consecuencia de este fallo judicial fue un endeudamiento municipal que duró todo un mandato», cuenta Artime.

El equipo de gobierno ha dado un plazo a la empresa para formular alegaciones al informe municipal.