El Comercio

La Guardia Civil en Las Vegas en uno de los últimos robos.
La Guardia Civil en Las Vegas en uno de los últimos robos. / JOSE PRIETO

La tasa de criminalidad de Corvera es dieciocho puntos menor que la nacional

  • En el concejo se producen 25,2 delitos por cada mil habitantes, medio punto menos que los que se registran a nivel regional

Delegación del Gobierno en Asturias dio a conocer ayer la tasa de criminalidad en Corvera, que se sitúa en 25,2 delitos por cada mil habitantes. Esta cifra coloca al concejo dieciocho puntos por debajo de la media nacional y medio punto de la regional.

«Siempre es una satisfacción comprobar que nuestros índices de criminalidad se sitúan por debajo de la media, tanto nacional como regional, evidenciando que Corvera es un lugar seguro para vivir», apuntó Luis Martínez, concejal de Seguridad Ciudadana, que analizó ayer los datos de la Delegación del Gobierno. Aunque la cifra es buena y describe el concejo como seguro, la tasa ha aumentado respecto al año pasado, en las mismas fechas, en casi tres puntos, algo que podría deberse al repunte de robos sufridos en Las Vegas los meses pasados.

Delegación del Gobierno aseguran, en su informe, que los buenos resultados de Corvera son «consecuencia de la coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y policías locales, que debemos mantener e incluso intentar mejorar, perseverando en esta estrecha colaboración». Un aspecto que también se encargó de destacar el edil de Seguridad Ciudadana «la buena sintonía existente en Corvera entre nuestra Policía Local, la Guardia Civil y la Policía Nacional, que es lo que posibilita un gran trabajo en común para resolver los delitos y prevenir la delincuencia».

Por último, el edil socialista ha recordado las inversiones realizadas por el equipo de gobierno del PSOE en materia de seguridad en el concejo a lo largo de este año. «Hemos invertido más que nunca en mejorar los medios de los que dispone la Policía Local. Por primera vez en doce años se contrató a dos agentes, adquirimos un nuevo coche patrulla y renovamos toda la uniformidad y, para el próximo año, compraremos chalecos antibalas y desfibriladores para los vehículos policiales», recalcó Luis Martínez.