El Comercio

Piden tres años de cárcel al exconcejal Víctor González por estafa

  • Le acusan de haber vendido una sociedad con deudas importantes con varias empresas, entre ellas Cogersa

El exconcejal corverano Víctor González Solís se sentó el pasado lunes en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Oviedo por un supuesto delito de estafa. Él y sus dos hijos se enfrentan ahora a tres años de prisión cada uno.

Los hechos que fundamentan esta petición de prisión por parte de la acusación particular se remontan a la venta de una sociedad propiedad de los hijos de González Solís y que habrían vendido a un tercero sin informarle de que esta tenía deudas con empresas, entre ellas Cogersa. «Aunque la sociedad estaba a nombre de sus hijos nosotros sostenemos que él era quien la administraba por eso está en calidad de acusado. Cuando mi cliente compró las acciones de esa sociedad desconocía las irregularidades, a las que tuvo que hacer frente él con un aval bancario de 100.000 euros», explicó ayer el abogado de la acusación, Ignacio Hernando.

La vista oral ya se celebró y está a la espera de sentencia, que se espera para dentro de una semana. «Nosotros pedimos la misma pena para los tres porque creemos que todos colaboraron en el delito de estafa. Mi cliente se vio con una empresa con muchas pérdidas y con poca credibilidad en el mercado por los problemas que habían tenido los anteriores gestores con las empresas del sector», apuntó Hernando.