El Comercio

Un detenido y dos imputados por la venta ilegal de vehículos entregados para el desguace

  • La Guardia Civil de Pravia inició la investigación a raíz de la denuncia un afectado, que recibió una multa de un coche dado supuestamente de baja

La Guardia Civil de Pravia ha detenido a una persona e imputado a otras dos como presuntas autoras de varios delitos de estafa y falsificación de documentos en operaciones de compraventa de vehículos. Los implicados tenían relación familiar entre ellos, y estaban afincados en la localidad de Figaredo. Se dedicaban a recoger coches para el desguace pero que, finalmente, no eran dados de baja sino vendidos a terceras personas. Además, los propietarios originales nunca llegaban a recibir el dinero comprometido por la entrega.

Las investigaciones se iniciaron en Pravia, tras una denuncia presentada por dos residentes en Los Cabos, propietarios de sendos vehículos enajenados. Habían entregado sus turismos a una empresa para su desguace sin recibir el dinero acordado. Se les aseguraba que el pago se llevaría a cabo una vez formalizada la baja de los mismos, pero tras la entrega no les fue posible volver a contactar con el supuesto desguace.

Meses después de presentar la denuncia, uno de los afectados recibió una notificación de la Dirección General de Tráfico en la que se le comunicaba una multa por exceso de velocidad que había sido cometida por ese vehículo que él creía dado de baja.

Anuncios en Internet

El contacto se producía a través de anuncios publicados por los acusados en varias páginas web. Se mostraban como una empresa de desguaces y ofertaban sus servicios para la adquisición de vehículos para su tratamiento y baja posterior. El contacto inicial era telefónico y, una vez cerrado el acuerdo, los presuntos estafadores recogían los coches en el domicilio de los vendedores. Luego los vendían falsificando las firmas de los propietarios reales a otras personas que presuponían que la compra era perfectamente legal.

La Guardia Civil averiguó que llevaban operando de esta forma desde el año 2010, y que ninguno de los tres implicados tenía relación con ninguna empresa legal que hiciera funciones de tratamiento de vehículos para su baja. También se logró localizar a los compradores finales, que mantienen los turismos en depósito, aunque están a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Pravia.

Temas