El Comercio

El PSOE culpa al Estado del retraso de las obras de los huertos urbanos de Candás

El gobierno local socialista culpa del retraso en las finalización de las obras de los huertos urbanos de Candás a las restricciones impuestas por el Estado al establecer un techo de gasto a los ayuntamientos. En la actualidad el ejecutivo trabaja en el reglamento regulador del uso de las instalaciones. Además se establecerá una nueva tarifa de consumo del agua cuyo coste se repartirá entre los usuarios.

Hasta ahora, la inversión realizada asciende a 75.509,75 euros, ejecutada por la empresa Sardesa. Dentro de esta actuaciones queda pendiente la limpieza de la maleza existente en la parcela y el suministro de diez módulos de compostaje y otros tantos pequeños invernaderos. Asimismo, en los trabajos pendientes que no fueron ejecutados , se encuentran una edificación común para baños y almacén.

«Estos equipamientos quedaron aplazados a causa del cese de la actividad de la empresa proveedora», señaló Rodríguez. El coste de esta instalación asciende a 12.599,13 euros, y esta inversión se pretende incluir en el próximo presupuesto municipal. Otra variación en el proyecto será que las casetas individuales para los aperos de labranza deberán ser aportadas por cada usuario. La decisión de excluir estos equipamientos responde a la vigente ley de las Haciendas Locales. Ésta norma restringe el gasto en bienes como las 68 casetas individuales planificadas con una inversión de 47.000 euros.