Medio Ambiente cede El Calieru a Villaviciosa para los próximos 30 años

Juan Carlos Martínez, presidente del club de piraguas Villaviciosa-El Gaitero, frente al edificio de El Calieru.
Juan Carlos Martínez, presidente del club de piraguas Villaviciosa-El Gaitero, frente al edificio de El Calieru. / A. G.-O.
  • La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa desbloquea de forma definitiva el expediente abierto en 2014

El club de piraguas Villaviciosa-El Gaitero tendrá, por fin, una sede en condiciones. Y es que la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha desbloqueado definitivamente el expediente abierto en 2014 para otorgar al Ayuntamiento maliayo la cesión del edificio de El Calieru. Así lo notificó ayer el jefe de la demarcación de Costas del Estado en Asturias al alcalde, Alejandro Vega.

La noticia ha caído como un regalo de Reyes entre los miembros del club deportivo. Su presidente, Juan Carlos Martínez, mostró ayer su satisfacción porque la lucha llegase a su fin. «Después de tantos años peleando, parecía que no iba a llegar», reconocía. Martínez dejará en los próximos meses su puesto al frente de la dirección del club para dedicarse únicamente a su labor de entrenador: «Han sido cuatro años duros», señala.

Culmina así un largo proceso, que comenzó hace más de cinco años. El club deportivo lleva desde 1975 utilizando el edificio como sede de entrenamientos. En 2011 la sociedad Valle, Ballina y Fernández, propietaria anterior, tuvo que renunciar a la concesión ante las condiciones impuestas por el ministerio y el club adquirió el compromiso de hacerse cargo del inmueble.

Sin embargo, un año después, tuvo que dejarlo por el deterioro que presentaba. Fue hace dos años, cuando el Ayuntamiento decidió iniciar los trámites para conseguir la cesión del inmueble. Para ello, elaboró un proyecto básico de reforma, rehabilitación y ampliación del edificio. El ministerio accedió inicialmente a la demanda, pero los trámites se estancaron al considerar que la renuncia presentada por la sociedad Valle, Ballina y Fernández no estaba suficientemente documentada.

El último paso se dio en el pleno de septiembre de 2016. En la sesión, todos los grupos municipales acordaron exigir al Gobierno central que desbloqueara la situación. Una demanda que, finalmente, ha sido escuchada. «Lo ideal sería, por su magnitud, tener la colaboración de las tres administraciones para la rehabilitación. Si no fuera posible desde el Ayuntamiento consideramos prioritaria esta inversión. La intención es contar con una partida en los Presupuestos de este año», aseguraba el alcalde Alejandro Vega.