El Comercio
Edu García en su barbería de Las Vegas.
Edu García en su barbería de Las Vegas. / PATRICIA BREGÓN

La barbería de Edu, en Las Vegas, opta a convertirse en la mejor de España

  • Su fundador, Eduardo García, compite en la categoría de Mejor Barbero en el concurso organizado por 'Barberías con Encanto'

La barbería de Edu, en Las Vegas, regentada por Eduardo García buscará convertirse en la mejor de España en el concurso nacional organizado por 'Barberías con Encanto'. Además, Edu García, como se le conoce dentro del sector en el que lleva trabajando desde hace treinta años, opta también a llevarse el galardón de Mejor Barbero.

Es la segunda vez que el corverano se presenta a este concurso y logra colarse entre los mejores. El año pasado también logró ser finalista del concurso, aunque finalmente no logró alzarse con el primer puesto. Este año quiere celebrar sus tres décadas arreglando barbas con una candidatura especial: se ha cortado su propia barba. «Quería presentar un trabajo diferente y había que arriesgar. Me ha costado mucho hacerlo porque es un trabajo diario de muchos años, pero espero que merezca la pena», comenta Edu García.

Al concurso ha presentado un vídeo en el que muestra su barbería, los pequeños detalles que la componen y hace hincapié en toda la clientela que le ha acompañado estos años. Para terminar grabó un vídeo de autoafeitado. «Voy a llorar», confesaba el barbero mientras grababa su propio corte de barba. «Tardará unos dos años en crecer. Se me va a hacer eterno esperar ese momento», confesó García. Ahora son dieciséis los barberos finalistas y será un jurado de expertos quien decida quienes son los cinco mejores de entre los que saldrá el ganador. El fallo se dará a conocer en Barcelona el próximo 1 de abril.

«En este tipo de concursos nunca sabes qué va a pasar. Hay mucho nivel y el resto de candidatos son muy buenos. Mi apuesta es arriesgada y ya me han felicitado por haber dado el paso. Ahora toca esperar a ver si convence al jurado. No hay mejor trabajo que afeitarse a uno mismo y espero que el riesgo haya valido la pena», confiesa Edu García.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate