El Comercio
Estado actual de la nueva biblioteca de Piedras Blancas.
Estado actual de la nueva biblioteca de Piedras Blancas. / MARIETA

El PP urge al Principado el desbloqueo de los proyectos en el concejo

  • El grupo municipal pide que se inicien las obras de construcción de la biblioteca de Piedras Blancas y las de arreglo del argayo de la carretera de El Puerto

El grupo municipal del PP en Castrillón reclamó ayer al Principado que ponga en marcha los dos proyectos pendientes de ejecutar en el concejo, la nueva biblioteca de Piedras Blancas y el arreglo de argayo de la carretera de El Puerto. La petición del PP llega después de que las obras en la carretera que une Piedras Blancas con Naveces se encuentre de nuevo paralizadas por problemas administrativos de la adjudicación del contrato.

Los populares se muestran preocupados por el retraso en ambos proyectos. La biblioteca de Piedras Blancas lleva pendiente de ejecutarse varios años, tras varios parones en los contratos firmados para la realización de las obras. Mientras que el arreglo del argayo lleva más de un año pendiente de la intervención del Principado. «Haremos un seguimiento exhaustivo de estos dos proyectos, de los que poco o nada se ha hecho», recalcó ayer el portavoz del PP, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones.

Los populares han llevado a la Junta varias preguntas sobre el estado de las obras de la biblioteca, que fueron adjudicadas en febrero, pero que nada se sabe de la firma del contrato con la empresa que realizó la mejor oferta. La consejería de Cultura se puso de plazo el comienzo del verano para finalizar la construcción del edificio, aunque parece ser que estos plazos no se cumplirán al retrasarse la adjudicación de las obras, que tendrán un plazo de ejecución de seis meses.

«Salvo el cartel anunciador de las obras y la limpieza del recinto no hemos visto movimientos en torno a la nueva biblioteca y estamos casi a finales de marzo», apuntó el portavoz popular. Por otro lado, el PP denunció el peligro que supone para los conductores que circulan a diario por la CT-1 a la altura de El Puerto y que se encuentran cada día con las señales que marcan la ubicación del argayo.

El hundimiento de la calzada se denunció hace más de un año, aunque no fue hasta septiembre de 2016 que comenzó el proceso licitador de las obras para construir una escollera que solucione el problema. Un proceso que aún está abierto a día de hoy al no presentar toda la documentación requerida la empresa que hizo la mejor oferta al Principado. «Llevamos meses esperando con el peligro que eso supone y tampoco están haciendo nada. Esta bloqueado», recalcó Quiñones, que urge la puesta en marcha de ambas obras para el desarrollo del concejo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate