El Ayuntamiento de Valdés no permite a todos los pescadores acceder a los almacenes

El Ayuntamiento de Valdés no autoriza el tránsito rodado a todos los pescadores a los almacenes del puerto. Así se lo ha hecho saber la Cofradía de Pescadores Nuestra Señora del Rosario de Luarca, cuyo patrón Mayor, Manuel Jesús Iglesias, ha mostrado su malestar ante esta situación. Los pescadores se han enterado de esta nueva prohibición a través de la Policía Local, quien se ha puesto en contacto con los patrones de los barcos para solicitar la matrícula de uno de sus vehículos, con el fin de permitirles el acceso mediante una tarjeta identificativa. Tal situación molesta a los marineros, ya que «hay más pescadores que los patrones», dijo Iglesias, quien aseguró que «solo permiten el paso de un vehículo por barco».

Esta decisión dejará sin acceso rodado por el muelle a una veintena de pescadores, quienes deberán recorrer caminando unos quinientos metros desde la rula hasta el muelle nuevo, donde están ubicados los almacenes. «Nos impiden llegar a nuestro puesto de trabajo», explica el patrón mayor, que incide en que cuando no pueden salir con el barco a faenar tienen que realizar diversas tareas en los almacenes. La prohibición se suma a la de subir por la carretera del Faro, de sentido único de bajada desde el pasado noviembre por decisión del Ayuntamiento.