La inversión estatal en el saneamiento integral de Gozón asciende a 21 millones

Obras de colocación de la tubería general del saneamiento del concejo en el casco urbano de Gozón.
Obras de colocación de la tubería general del saneamiento del concejo en el casco urbano de Gozón. / P. G.-P
  • El alcalde, Jorge Suárez, admite que los actuales presupuestos generales no contemplan ninguna partida, «lo que no quiere decir que no vaya a hacerse en varias fases»

La inversión estatal en el saneamiento integral de Gozón asciende a 21 millones. Es la cifra que se contempla dentro del Plan Hidrológico Nacional 2016-2021, en el que se incluyen las parroquias de Bañugues, el núcleo urbano de Antromero y la denominada cuarta fase que afecta al resto del concejo. En palabras del alcalde, Jorge Suárez, «lo que más llama la atención es que, sin embargo, dentro de los Presupuestos Generales del Estado, no se contempla partida económica alguna para este año, lo que no quiere decir que la inversión no vaya a hacerse en varias fases, pero para este año no consta ninguna».

La redacción del plan integral de la zona rural fue contratada en su día por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) a la firma Grusamar en 200.533 euros. En el proyecto se recoge que la red de alcantarillado se instalará en los núcleos de Bocines y Antromero, Moniello, la urbanización La Corona, una zona de Bañugues que no dispone de red de saneamiento, la parroquia de Viodo (incluido el núcleo de El Ferrero), Verdicio, Manzaneda, Nembro y Cardo. Es decir, la práctica totalidad de las parroquias, con excepción de Laviana que ya cuenta con el servicio.

Ahora, de manera más específica, se asigna una inversión de cinco millones para Bañugues, cuatro, para Antromero y doce, para el resto de la zona rural. Las obras previstas supondrán la colocación de noventa kilómetros de tuberías y colectores. También se dotará al sistema de tres aliviaderos de descargas de tormentas, a los que se añadirán once estaciones de bombeo para impulsar las aguas residuales. Todo el entramado de canalizaciones irá conectado al interceptor general que discurre entre Luanco y la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) situada en Maqua. Con este proyecto se verán solucionados los problemas de falta de saneamiento. En el caso de Bañugues, además de dotar de la red a los barrios altos de la localidad, se completará su conexión al interceptor general en la zona de Nembro.

Vertidos libres

En la actualidad, las aguas residuales se vierten libremente a los ríos y las fosas sépticas, estas últimas son obligatorias para construir nuevas viviendas en las zonas rurales. Con esta nueva infraestructura, se evitarán los vertidos, causantes en su mayoría de la contaminación de ríos y arroyos. Además de esta actuación general en materia de saneamiento, el Ayuntamiento gozoniego destinó otros 468.864 euros en completar la red de alcantarillado de Luanco. La obra, que fue contratada a la empresa Tragsa, precisa de una profunda excavación para poder conectar con el interceptor general en la avenida del Gayo y servirá para dotar del servicio a 140 viviendas en el barrio luanquín de Peroño con una ampliación y conexión de la red urbana. De esta manera los vertidos generados en la zona dejarán de evacuarse directamente al mar. Una situación que ya motivó la apertura de un expediente de la Consejería de Medio Ambiente que supuso una sanción de 6.000 euros, además de un apercibimiento al Ayuntamiento para incrementar la multa sustancialmente en caso de que se mantuvieran los vertidos.

La zona costera, prioritaria

Para el alcalde, el desarrollo del plan integral «se debería acometer con prioridad en las zonas rurales situadas en el perímetro costero. Somos un concejo en que el turismo y el sector servicios son de los más importantes, no podemos permitir la existencia de vertidos de aguas residuales al mar y a nuestros ríos».

La infraestructura precisará, al menos, de cinco años para completarse.

Temas