El Comercio

Un ladrón empotra su coche contra un vehículo de la Policía Local de Carreño para lograr escapar

La cafetería candasina asaltada, con una cinta de protección en el cristal que rompió el ladrón.
La cafetería candasina asaltada, con una cinta de protección en el cristal que rompió el ladrón. / A. G. O.
  • Los agentes le perdieron la pista tras darle el alto en Perán, donde trató de atropellar a uno de ellos. Antes, había embestido al coche patrulla para seguir con su huida desde Candás

La Policía Local de Carreño protagonizó la madrugada del jueves una intensa persecución por la carretera AS-239 al intentar detener a un ladrón que había robado en un establecimiento de la capital del concejo. Los agentes que llegaron a interceptar al ladrón, que finalmente logró escapar, siguen de baja y el vehículo oficial permanece en el taller debido a los daños que le causó el delincuente tras impactar su propio coche con el de la Policía. El culpable ya ha sido identificado, cuenta con antecedentes, y esperan que pueda ser detenido en los próximos días.

Los hechos tuvieron lugar hacia las tres de la madrugada del jueves. El ladrón aparcó en la avenida del Ferrocarril de Candás y tras romper la luna de una cafetería de la zona logró hacerse con el dinero de las tragaperras. Fue un vecino, quien viendo lo que pasaba, dio aviso al 112. Ellos trasladaron la información a la Policía Local, cuya patrulla se encontraba en esos momentos en Perlora.

Los agentes lograron interceptar el vehículo, un Ford Fiesta, a la altura de Perán, cuando huía hacia Gijón por la AS-239. En lugar de frenar, el conductor impactó su coche contra el de los policías, lo que provocó varios daños en la parte izquierda del mismo. El vehículo tiene dañada la defensa, el alerón y se desconoce si puede haber, además, algún fallo informático. Sigue en el taller.

A pesar de los numerosos daños ocasionados por el impacto, los policías consiguieron no perder de vista al ladrón y volvieron a darle el alto en Albandi. En esa ocasión, uno de los dos agentes bajó del coche para llevar a cabo la detención. Pero el ladrón dio marcha atrás, intentó atropellarlo y continuó hacia Gijón.

Finalmente y debido al deterioro que había sufrido el coche, los agentes se vieron obligados a desistir de su intento por detenerlo. Además, la pericia del caco al volante le había permitido perderlos de vista.

Los dos policías que protagonizaron esta persecución se encuentran de baja debido a las lesiones que sufrieron durante los hechos, aunque estas no revisten de gravedad. Fueron atendidos por los servicios médicos en el propio municipio de Carreño.

Cuatro atracos en tres meses

Una patrulla de la Guardia Civil se trasladó hasta Candás para encargarse de determinar la cuantía del robo en la cafetería, la cual ha sufrido ya cuatro atracos en los últimos tres meses.

Ahora será la Policía Judicial quien se haga cargo de las labores para lograr la detención del ladrón, el cual reside fuera del concejo. Los agentes de Candás ya habían coincidido con él en más ocasiones, lo que les ha facilitado su identificación. De ahí que, según fuentes policiales, confían en poder detenerlo en un breve periodo de tiempo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate