El Comercio

Una nueva batida extraordinaria de jabalíes acaba con tres ejemplares muertos

Guardas de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado hicieron ayer una nueva batida extraordinaria sin cupo en las parroquias maliayas de Quintes y Quintueles. En esta ocasión, consiguieron abatir a tres ejemplares en menos de siete horas. Para esta última salida, decidieron centrarse en la zona limítrofe con Gijón, donde también sufren la presencia de los suidos.

La consejería había aprobado en un principio tres batidas extraordinarias, que finalizaron el pasado 20 de abril con dieciséis jabalíes abatidos. Pero, según confirmaba ayer el guarda mayor en la última de ellas, los buenos resultados animan a realizar nuevas salidas para poner fin a la superpoblación de suidos que están dañando las fincas de los vecinos de ambas parroquias.

Montería ilegal

Por otra parte, vecinos de la zona denunciaron ayer la presencia, el pasado sábado, de tres personas, supuestamente de Santander, que acudieron a montear con perros sin el permiso correspondiente.

Su presencia provocó la marcha de varios jabalíes, así como la pérdida de dos cabritos de una finca y la rotura de un pastor eléctrico.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate