El Comercio
Ramón Menéndez, en el establecimiento que regenta.
Ramón Menéndez, en el establecimiento que regenta. / P. G.-P.

«Me voy muy cansado de pelear por la unión de todos los compañeros»

  • «Es muy desalentador que en cada una de las convocatorias de la junta solo asistan dos o tres empresarios y, entre ellos, uno era mi padre»

  • Ramón Menéndez Presidente de la Junta Local de Hostelería de Gozón

Fueron cinco años de lucha al frente de la hostelería de Gozón por lograr un único objetivo: la unión de todos los compañeros del sector. Ahora, Ramón Menéndez (Luanco 1981), anuncia su decisión de renunciar al cargo de manera irrevocable. Una determinación que hará oficial el día 29 de este mes, con motivo del acto de entrega del galardón 'Bonito de Oro', que otorga el sector a las personas y entidades que más se significaron en la promoción del concejo.

Usted ha sido el presidente más joven de todos los que accedieron al cargo, ¿considera que ha fracasado en su gestión?

Cuando tomé la decisión de aceptar el reto que me había dejado mi predecesor, Jorge Monasterio, centré todos mis esfuerzos en reactivar el sector, que pasaba por momentos complicados en lo que respecta a una falta de ilusión y dinamismo. Empecé por trabajar en la potenciación y la ampliación del calendario de las jornadas gastronómicas y, sobre todo, luchar por la unión de todos los que formamos parte de la hostelería del concejo. Ahora me voy dejando este reto casi como me lo encontré hace cinco años. En ese sentido, creo que se puede decir que fracasé y por esa razón quiero entrega el testigo a otros compañeros.

¿Cuándo tomó esta decisión?

Hace tiempo porque comprendí que muy poco más podía hacer por consolidar la fuerza real que tiene este sector en la economía local. En definitiva, me voy cansado de pelear por la unión de mis compañeros. Es muy desalentador que en cada una de las convocatorias que se hacen desde la junta local solo asistan dos o tres hosteleros y, entre ellos, uno era mi padre. Eso demuestra una falta de interés y yo no puedo tener el lujo de perder el tiempo cuando tengo la responsabilidad de atender a mi negocio.

Entonces, ¿cómo se mantuvo al frente de la hostería ante el desinterés manifiesto de los asociados?

Pues solo por el interés y el compromiso con el presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de Astutas (Otea), José Luis Álvarez Almeida, quien me prestó todo el respaldo para seguir adelante. Pero llegado este momento, le comuniqué personalmente hace unos días mi decisión de no seguir al frente del sector en Gozón.

Su gestión se significó por mantener las jornadas gastronómicas del bonito especialmente.

Cuando accedí al cargo me encontré con un momento de decadencia de estas jornadas que son el buque insignia de este concejo desde hace más de una treintena de años. Mi esfuerzo fue lograr implicar a todos los hosteleros para revitalizarlas, algo que se consiguió no sin emplear en ello mucho empeño y trabajo.

¿Qué mensaje transmitirá a su sucesor en el cargo?

Mi compromiso y mi ayuda en todo lo que planifique. Pero para alcanzar el objetivo de fortalecer este sector la gente tiene que se consciente de que todos tenemos que aportar nuestro granito de arena. Insisto, tenemos que convencernos de que solo la unión hace la fuerza.

Desde su puto de vista, ¿cuál es el principal reto que debe superar una hostelería local como es la de este concejo?

El principal es el de la desestacionalización. Tras la temporada estival el empresario de hostelería tiene que hacer frente a muchos meses con muy baja actividad. Existe una competencia feroz para mantener estos negocios que contribuye aun más su sostenimiento.

¿Qué sentimiento le suscita recibir el galardón 'Bonito de Oro' en memoria de su padre?

Pienso que es una manera de reconocer lo mucho que hizo por el sector. Su legado es todo un ejemplo a seguir por los que vivimos de esto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate