El Comercio

La Braña despide sus fiestas parroquiales con mucho humor y música

Un momento de la procesión de ayer en La Braña.
Un momento de la procesión de ayer en La Braña. / PATRICIA BREGÓN

La Asociación de Vecinos de La Braña clausuró ayer una nueva edición de sus fiestas parroquiales y lo hizo a base de humor y mucho ritmo. La entidad había preparado para su día grande un programa completo, que comenzó a las 10.30 horas con una alborada en la que participó la Banda de Gaitas de Castrillón.

El prao de la fiesta acogió, un año más, la misa de campaña que estuvo cantada por el Coro parroquial de Oviñana, que tras el oficio religioso ofreció un pequeño concierto para todos los presentes. Además, todos los vecinos estaban llamados a comer en hermandad y disfrutar de una parrillada en el prao de la fiesta. La sobremesa hizo reír a todos los asistentes con una velada de monólogos, que corrió a cargo de los monologuistas de la Escuela de Illas Canción Asturiana, Germán Riera y Gerardo Vallina, que estuvieron acompañados a la gaita por Ramón García.

El fin de fiesta lo pusieron el Dúo Marfíl y el Grupo Da Silva, que con sus actuaciones amenizaron la última verbena.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate