El Comercio

Valdediós celebra el Corpus y la última misa joven del año

Más de cien personas asistieron a la misa joven en Valdediós.
Más de cien personas asistieron a la misa joven en Valdediós.
  • Más de un centenar de personas participa en las liturgias del monasterio. Hubo una doble procesión, juegos y deportes autóctonos

Las carmelitas samaritanas del Corazón de Jesús vivieron ayer una doble jornada de celebración en el monasterio de Valdediós. Por la mañana, a las once, celebraron la fiesta del Corpus Christi con una misa en la iglesia de Santa María oficiada por el padre Ricardo Quintana.

«Fue una homilía donde destacó la solemnidad del cuerpo de Cristo, una misa especial», explicó la hermana Esther. Tras la tradicional procesión, las carmelitas tuvieron un encuentro con medio centenar de jóvenes procedentes de la Delegación de Pastoral Vocacional que acudieron al monasterio a celebrar la última misa joven del año, una oportunidad para reunir a las nuevas generaciones de la Diócesis. Tras una comida campestre, los jóvenes disfrutaron de los juegos y deportes tradicionales y a las seis de la tarde tuvo lugar una nueva homilía del Corpus.

En esta ocasión, la iglesia se quedó pequeña. Fueron muchos los veicnos y visitantes que se acercaron al monasterio para tomar parte en estas celebraciones. Más de un centenar de personas asistieron a la misa. Esta vez, el sacerdote que se encargó del oficio fue el delegado de la Pastoral, Diego Macía, acompañado de otros dos curas claretianos y dos seminaristas que le acompañaron en la liturgia.

Tras la procesión alrededor del monasterio, tuvo lugar la entrega de premios del concurso vocacional donde la Diócesis reconoció a niños de varias parroquias. «Fue una jornada muy especial. Pudimos compartir una tarde de juegos y diálogo con los jóvenes, que se interesaron mucho en saber cómo vivíamos. Nos hicieron muchas preguntas», comentó la hermana Esther.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate