El Comercio

La familia Prendes recupera su casa en el paseo de Candás, tras cuatro años del desalojo

Alicia Prendes retira el cartel que prohibe el acceso a su casa.
Alicia Prendes retira el cartel que prohibe el acceso a su casa. / P. G.-P.
  • Ya ha prescrito el plazo fijado por la resolución judicial que ordenó su abandono y de una sentencia que los exime de retirar el argayo

La familia de Alicia Prendes ocupa desde el miércoles su vivienda en la calle Astillero, en las inmediaciones del paseo marítimo entre Candás y Perlora, transcurridos más de cuatro años de su desalojo por orden judicial. La razón de que pasado ese tiempo pueda recuperar su casa responde al vencimiento del plazo establecido en la resolución judicial, por un lado, y al amparo de una sentencia que establece que argayo que afectó a su vivienda en marzo de 2013, procede de un bien perteneciente a un tercero. Es decir, que la responsabilidad del mismo no es municipal ni tampoco de la familia afectada.

A la vista de estas resoluciones, Alicia Prendes, solicitó en mayo pasado al Consistorio la autorización para retirar los materiales desprendidos de la ladera del patio interior de su propiedad. En un comunicado, el Ayuntamiento explica que dicha licencia no puede ser resuelta por esta Administración local, remitiendo su decisión a la Consejería de Fomento y Ordenación del Territorio. Para ello, se ampara en que la obra para retirar los áridos de su propiedad se encuentra dentro de una servidumbre de protección y sujeta, por tanto, a la legislación del Plan de Ordenación del Litoral de Asturias (POLA). «Un plan que , dicho sea de paso, no está ya en vigor y solo demuestra la postura que mantiene el gobierno socialista con nosotros desde un principio. Utilizan el poder para hacer daño a unos vecinos. Ahora solo pido que, al menos, se dignen a retirar el sello municipal de prohibir el acceso a mi propiedad», dijo Alicia Prendes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate