El Comercio

Un cajero reduce a un atracador en la oficina de Liberbank de San Juan de La Arena

Sucursal de Liberbank de La Arena en la que tuvo lugar el intento de atraco.
Sucursal de Liberbank de La Arena en la que tuvo lugar el intento de atraco. / PATRICIA BREGÓN
  • Un cliente y la directora de la sucursal colaboraron para frustrar el asalto, que se realizó a punta de cuchillo sin que se registrasen víctimas

Un buen susto el que se llevaron en la mañana de ayer los vecinos de San Juan de la Arena. Los trabajadores y clientes de la oficina de Liberbank de la localidad de la desembocadura del Nalón, en la avenida de Los Quebrantos, tuvieron que lidiar con un intento de atraco a punta de cuchillo, que finalmente fue frustrado. Ellos mismos consiguieron reducir al atacante, inmovilizarlo hasta la llegada de la Policía Local, que ya había sido alertada, para ser detenido finalmente por la Guardia Civil, que lo puso a disposición judicial.

Los hechos acontecieron a primera hora de la mañana de ayer. Alrededor de las nueve, una patrulla de la Policía Local de Soto del Barco fue alertada por un intento de atraco en la oficina de la entidad bancaria Liberbank, situada al comienzo de la avenida de Los Quebrantos, de San Juan de La Arena, junto al supermercado de Alimerka. Según el relato de lo sucedido, un individuo, de unos cincuenta años de edad, entró en el local, ocultando un cuchillo que trataría después de blandir ante los empleados de la sucursal. Sin embargo, gracias la sangre fría demostrada por el trabajador que en ese momento se encontraba en la caja, la inestimable ayuda de un cliente que acudió en su ayuda desde el propio supermercado, así como de la directora de la sucursal, impidieron que materializase su intento. Lograron, con el consiguiente riesgo hacia su integridad física, quitarle el arma blanca al atracador.

Gracias a la labor conjunta, redujeron al atracador, que se había dirigido al mostrador, y mientras esperaban la llegada de la Policía, que ya había sido alertada, lo inmovilizaron con el fin de evitar su huida. La Policía Local de Soto del Barco se hizo cargo de la situación hasta la llegada al lugar de los hechos de agentes de la Guardia Civil, que fueron los encargados de detenerlo. Ayer durmió en el calabozo y hoy será puesto a disposición judicial, en los juzgados de Pravia.

Con antecedentes

El detenido responde a las iniciales J. M. G., tiene 52 años de edad, y tiene su residencia en el concejo de Soto del Barco, al que pertenece San Juan de La Arena. Asimismo, contaría con antecedentes policiales por un hecho similar que tuvo lugar hace cuatro años. El procedimiento se encuentra ahora misma bajo investigación judicial.

Por desgracia, no ha sido este el único suceso de este tipo que en los últimos tiempos ha alterado la vida cotidiana de una localidad que aumenta su población flotante con la llegada del verano, y la masiva afluencia a las playas. Así, hace apenas un mes, en la madrugada del martes 30, al miércoles 31 de mayo, se produjo allí el robo en una conocida sidrería. En aquella ocasión, según las conclusiones de la investigación llevada a cabo por la Guardia Civil, el o los atracadores sustrajeron primero un vehículo en Llanera, del que se valieron para llegar hasta La Arena. Allí, con la ayuda de la tapa de una alcantarilla, que quedó en el interior, rompieron un cristal para conseguir acceder al local. Una vez dentro, sustrajeron la caja de una máquina recreativa. El vehículo utilizado para este robo, un Peugeot 205 con matrícula de Oviedo, resultaría pasto de las llamas en el barrio de La Luz, en Avilés, en esa misma madrugada. Posteriormente, en el marco de otra investigación conducida por la propia Guardia Civil, fue detenido en Oviedo un joven, que respondía a las iniciales J. D. D., natural de Corvera y con 19 años de edad. Al habérsele encontrado objetos que lo relacionarían con el vehículo sustraído, que finalmente se confirmó como el utilizado en el robo de La Arena.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate