Los accesos dificultan el arreglo del argayo en cala Samarincha

Daños causados por los fuertes oleajes en el frente costero. /  P. G.-P.
Daños causados por los fuertes oleajes en el frente costero. / P. G.-P.

Otro problema es que el borde costero está sujeto a una concesión privada desde 1947, que afecta a la servidumbre de paso

PEPE G.-PUMARINO LUANCO.

La dificultad de los accesos a la cala Samarincha, en Luanco, supone obstáculo para acometer las obras de reparación del argayo y el socavón abierto en el muro del arenal. Así lo explicó el alcalde de Gozón, Jorge Suárez, tras la inspección realizada por los técnicos de la Demarcación de Costas de Asturias y del servicio municipal de Obras. El primer edil comentó que el sendero que lleva a la playa no está acondicionado para el paso de la maquinaria pesada que precisan los trabajos.

Otro inconveniente es que el frente costero de la cala está sujeto a una concesión privada desde 1947, que afecta a la servidumbre de paso. «Nos encontramos ahora con todos estos problemas que son inexplicables y que causan un perjuicio muy serio. Tenemos que saber si esa antigua concesión sigue en vigor. De ser así, ni la administración del Estado ni el Ayuntamiento podrá actuar en la zona afectada», aclaró Suárez.

Los servicios jurídicos estudian el caso. Demarcación de Costas anunció el pasado 29 de diciembre la apertura de un plazo de alegaciones de cara a una solicitud de concesión presentada por dos particulares en la zona donde se produjo el desprendimiento. En el anuncio se refieren al terreno «declarado de dominio público marítimo-terrestre, en virtud del deslinde aprobado en 2003». Esta delimitación afecta a todo el tramo de costa comprendido entre la playa de San Pedro, en Antromero, hasta el final de la playa de Bañugues. El alcalde indicó que el Ayuntamiento revisa ahora «si al amparo de esta modificación, se dota de legalidad el acceso a las actividades y los servicios en la franja costera, que nos daría derecho de paso a la zona afectada al encontrarse dentro de un dominio público».

Aumenta el deterioro

En los últimos días, aumenta el deterioro del muro que bordea la pequeña playa con la aparición de una profunda ocavidad por la que se vierte parte del terreno argayado. Esto incrementa el riesgo en la zona ante la inestabilidad del terreno donde se asientan varias casas.

Los técnicos creen que los fuertes oleajes de los últimos años han debilitado el frente costero de Samaricha hasta provocar el desprendimiento. Así las cosas, Suárez advirtió de que las obras en Samarincha se harán esperar hasta solventar estos problemas. El alcalde también explicó que otros puntos de la fachada marítima de Luanco han sufrido daños debido a un cambio de las corrientes marinas en el interior de la bahía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos